Un tigre sin jaula - Deporte

Un tigre sin jaula

El indio Viswanathan Anand lidera el certamen de aspirantes, que ofrece un tique para retar al campeón Magnus Carlsen

Autor:

Abdul Nasser Thabet

Cuando hace cuatro meses perdió la corona frente al prodigio más grande que ha parido Caissa en los últimos años —y puede que en toda su vida—, Viswanathan Anand parecía un gatito asustadizo y no ese sanguinario depredador de los trebejos que le hizo merecer el título de Tigre de Madrás. Magnus Carlsen le usurpó el trono, así, con el talante inmisericorde y la altanería que lo caracterizan al sentarse frente a un tablero de ajedrez, con esa mirada de « ¿y este de dónde salió?» que siempre pone.

La leyenda de la India estaba vencida, más que vencida, humillada, pisoteada por un nene noruego de 21 años sin respeto hacia los mitos. Muchos creyeron que era el fin. Pero no, el octavo hombre mejor posicionado en el ranking de la FIDE (2770), el único mortal que ha conseguido la aureola compitiendo bajo tres modalidades distintas, volvió con hambre a la reconquista y ahora domina el Torneo de Candidatos, invicto con dos triunfos y una igualdad.

Ya saben que allá en la ciudad rusa de Khanty-Mansiysk forcejean ocho monstruos, y que por varias razones el armenio Levon Aronian (2830), el ruso Vladimir Kramnik (2787), y el búlgaro Veselin Topalov (2785) partían como principales favoritos.

¿La razón? Sencillo. Kramnik ganó el año pasado la Copa del Mundo en Noruega y ya conoce la comodidad del trono absoluto, pues 2000 lo vio batir en Londres al ruso Garry Kasparov durante el encuentro por el fajín planetario, que luego defendió con éxito ante el húngaro Peter Leko en 2004 y contra Topalov en 2006, quien había ganado en Luis-2005. Precisamente el balcánico empató al año siguiente en el encuentro por la reunificación de títulos contra Kramnik, pero perdió en el desempate de las partidas rápidas.

El otro que asusta es Aronian, de acuerdo a su condición de segundo mejor anclado en el escalafón actual —solo por detrás de Carlsen (2881) —.

El hecho es que casi todos decantaban a Anand. Ahora el asunto toma otros matices y, al parecer, hay otro hueso duro en el potaje. Este sábado acaeció la tercera ronda de la justa que rifa un boleto a la discusión del cetro, y el indio volvió a vencer, esta vez con piezas negras. Su víctima de turno fue el azerí Shakhriyar Mamedyarov (2757), en 31 movimientos de un Gambito de dama.

El resto de las partidas concluyó en armisticios. Así, los rusos Dmitry Andreikin (2709) y Peter Svidler (2758) entablaron frente a sus compatriotas Sergey Karjakin (2766) y Kramnik, respectivamente. También acodaron la paz Topalov y Aronian.

La tabla de posiciones sigue hospedando al indio en su habitación más lujosa, merced a 2,5 puntos. Luego marchan Svidler y Kramnik, con 2 rayitas. Aronian y Topalov trotan después (1,5 kilos), mientras Andreikin y Karjakin amasan 1. Mamedyarov bucea en el fondo con solo media unidad.

Recuerden que se juega un sistema de todos contra todos a doble vuelta, por lo que aún restan once jornadas de lucha para conocer al sesudo que pulseará con Carlsen en noviembre próximo.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.