Espinaca en los biberones

Este martes la Comisión Nacional de Atletismo anunció a quienes nos representarán en el venidero Campeonato Mundial juvenil, a celebrarse del 22 al 27 de julio

Autor:

Abdul Nasser Thabet

Lo malo del atletismo en Cuba, aun con las no pocas faltas que se pueden solucionar con algo de autonomía y gestión, pasa principalmente por el consabido problema de los recursos, pero no es tan malo como en los peores lugares del orbe. Lo bueno es que, a golpe de resultados, ha ganado prestigio desde la Patagonia hasta la «Conchinchina», y que en los peores momentos, cuando parece que las esperanzas bucean sin careta y sin oxígeno, aparece un piquete de muchachitos que vuelve a inyectarnos una buena dosis de fe.

Resulta que la Comisión Nacional anda apostando desde hace rato por los «menores», los entremezcla con experimentados consagrados para asegurar el relevo. Los «niños» van respondiendo, los resultados no podrían hablar más claro. Este martes el organismo rector del deporte rey en la Mayor de las Antillas anunció a quienes nos representarán en el venidero Campeonato Mundial juvenil, a celebrarse del 22 al 27 de julio. Grandes cosas pueden pasar —y no peco de optimista.

La lista incluye a seis féminas y cuatro varones, todos con plazas entre los cinco mejores de sus especialidades y con chances reales de conseguir medallas en Eugene, Estados Unidos.

Descuellan el triplista Lázaro Martínez (17 años), actual monarca universal entre cadetes, y la heptatlonista Yorgelis Rodríguez (19), vigente reina en su especialidad. Ambos son nuestros principales candidatos para alcanzar el oro. Yorgelis irá avalada por la corona que consiguió hace dos años en Barcelona, merced a 5 966 unidades. Sin embargo, los 6 231 puntos rubricados en La Habana hace tres meses, presagian otra estancia en el trono, o al menos un huequito en el podio. Dichos números le reservan el liderato del ranking planetario, honor que también comparte el triplista, dueño de 17,24 metros que suponen récord en su categoría.

Por si fuera poco, la estabilidad y condiciones del fenómeno Martínez lo colocan entre los punteros del top ten entre mayores —tercero y solo superado por el talentosísimo Pedro Pablo Pichardo (17,76) y Ernesto Revé (17,58).

Lázaro atesora la aureola mundial para cadetes de Donetsk 2013, cita en la que fue séptimo el decatlonista Santiago Ford (quinto del escalafón, con 7 691 unidades) y también convocado a Eugene.

Sahily Diago (18), actual recordista del Memorial Barrientos en los 800 metros, con 1.57,74 minutos, debe impresionar aún más si roza siquiera ese crono que le regala la punta del ranking de la temporada.

Liagmanis Povea (13,73 metros en triple salto y 18 años) completa a los antillanos que comandan las listas de la IAAF este año, mientras el también triplista Andy Díaz (16,17 metros-18 abriles) es tercero entre los hombres. En tanto, Gilda Casanova (52,28 segundos-18 años) lo imita en la vuelta al óvalo y Arialis Gandulla (23,19 segundos en los 200 metros planos-18 años) marcha quinta.

Completan el grupo la balista Saily Viart (17,04 metros-18 años), anclada en el cuarto puesto, y José Luis Gaspar (50,65 segundos en los 400 metros con vallas-18 años), segundo en el actual listado del orbe.

Como dato adicional les cuento que en 2012 Cuba participó con 11 exponentes y concluyó en el cuarto escaño, gracias a tres títulos y una presea de bronce, pues además de Yorgelis, mandaron el vallista corto Yordan O’Farill y el triplista Pedro Pablo Pichardo.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.