Genialidad de Messi y gol 15 de Klose

Este sábado, Argentina venció 1-0 a Irán gracias al prodigioso Lionel Messi. En tanto, por el grupo G hubo empate 2-2 entre Alemania y Ghana, y en la lid el ariete germano Miroslav Klose alcanzó al brasileño Ronaldo, como máximo goleador de los mundiales, con 15

Autor:

José Luis López

Los genios sí existen. Y si el contexto de donde emanan es una cancha de fútbol, entonces no lo dude usted: ese prodigio se llama Lionel Messi y juega para la selección de Argentina. Este sábado, en el estadio Mineirâo, de Belo Horizonte, la escuadra albiceleste venció agónicamente 1-0 a Irán, por el grupo F de la Copa del Mundo Brasil 2014, para avanzar a octavos de final.

Y no podía ser otro que el crack del Barça, el autor de esa diana providencial, en el minuto 91. El genio «frotó la lámpara», y una vez más, los hinchas se rindieron a sus pies, pues habían abarrotaron la grada para ver algo más sustancial que la poco convincente demostración brindada por el cuadro del técnico Alejandro Sabella.

No circuló fútbol por los botines de sus jugadores. Messi estaba muy reclinado sobre la derecha y marcado férreamente por los defensores persas —no era para menos—, además de no existir conexión entre Ángel Di María y Sergio Agüero. ¿E Higuaín? Bien, gracias. Ante ese déficit, fue un espectador más.

Irán, un rival de menor rango, creó una «muralla» de hasta ocho jugadores delante de su portero Haghighi. E incluso, antes del descanso (min. 44), un cabezazo de Hosseini casi rompe el cero. Pero en el segundo tiempo, pese a no descuidarse atrás, se lanzó al ataque, sin complejos, especialmente con centros de balón detenido.

Entonces, fueron claves los «tentáculos» del portero Sergio Romero. A los 52 minutos, despejó un cabezazo de Reza Ghoochannejad. Y volvió a salvar su valla a los 66’, sacando por encima del travesaño otro testarazo con destino de gol, esta vez de Dejagah. Antes, en el 57’, el árbitro serbio Milorad Mazic no pitó un posible penal de Zabaleta sobre Dejagah.

La decisión, ya se conoce. Messi marcó su segundo gol en el Mundial. Y Argentina lo sigue adorando.

Mientras, en el estadio Castelâo, de Fortaleza, hubo empate 2-2 entre Alemania y Ghana, por el grupo G. El partido quedará para la historia, pues el ariete germano Miroslav Klose alcanzó al brasileño Ronaldo, como máximo goleador de los mundiales, con 15. Miro entró a los 69 minutos, cuando su conjunto perdía por 1-2, y solo tres después, sentenció el empate con la punta de su enorme bota derecha.

En la cancha, cada equipo emplazó sus piezas. Alemania, con un ritmo lento, apostó al buen trato y posesión de la esférica. Pero su «cerebro» Mesut Özil se volvió a quedar con deudas. En tanto, Ghana fue fiel a su tradición: músculo y velocidad, para ganar al contraataque.

Los teutones se adelantaron a los 51 minutos, con diana de Mario Götze, cuyo testarazo llevó primero el balón hasta la rodilla izquierda y de ahí se introdujo en la portería de Dauda. Pero Ghana, a base de contragolpe, logró la remontada y marcó a los 54 minutos, a través de Andre Ayew, y a los 63’ con Asamoah Gyan. Luego, llegó el histórico gol de Klose, anunciándole a su técnico Joachim Löw que está listo para abrir en la alineación.

Y en la Arena Pantanal, de Cuiabá, la selección de Nigeria se impuso 1-0 a Bosnia-Herzegovina, con gol de Peter Odemwingie, al minuto 29. Así, los africanos llegan a cuatro puntos y marchan como segundos del grupo F, por detrás de Argentina. Los bosnios, retornan a casa en su debut mundialista.

Hoy habrá tres partidos. Estados Unidos-Portugal lo harán por la llave G, en tanto Bélgica-Rusia y Sudcorea-Argelia, moverán la esférica en el grupo H.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.