La caña se puso a cien trozos

El imbatible conjunto de Japón superó este miércoles a la selección de Cuba, que en la jornada de hoy enfrentará al conjunto de Canadá

Autor:

Norland Rosendo

Cuando vi que el manager del equipo cubano de softbol femenino, Indalecio Alejandrez, mandó este miércoles al montículo a la joven Yilian Tornés frente al imbatible conjunto de Japón, me dije: vamos a poner la cruz en el casillero de las derrotas y esperar por un milagro ante el otro jerarca del grupo, Canadá, en la última jornada de la ronda eliminatoria del XIV Campeonato mundial de la disciplina que acontece en Haarlem, Holanda.

Y así fue. Las niponas le fueron con todo a la novel lanzadora antillana, que tiró los siete inning y soportó nada menos que 15 indiscutibles de todas las dimensiones, con los que le marcaron nueve carreras.

Pero eso no es todo. Lo peor fue que la ofensiva cubana vivió su partido más tortuoso, al no conectar ni un hit siquiera ante el dueto de lanzadoras integrado por Yamato Fujita (cinco entradas) y Kana Nakano (las otras dos), tan precisas en sus envíos que concretaron un juego perfecto.

Si bien hasta el tercer acto, ninguno de los dos elencos se había aventurado a inaugurar el marcador, en el cuarto las japonesas combinaron dos cohetes y un triple. Bastaban ese par de carreras, pero siguieron despachándose con el cucharón —digo, el madero— grande y pisaron la goma tres veces en el sexto, con jonrón incluido de la receptora Minami Sato. Luego, en el séptimo capítulo, añadieron las últimas cuatro.

Mientras, las dos serpentineras niponas recetaron, de manera combinada, ocho ponches a una batería cubana que anda con los ojos más cerrados que las rivales de turno.

Ahora, la clasificación de nuestras muchachas está más espinoso que los extensos marabuzales cubanos. Y no depende solo de ellas. Ni siquiera un triunfo frente a las poderosas canadienses hoy les garantiza automáticamente el boleto a la segunda fase del certamen.

De hecho, vencer a las norteñas sería una sorpresa, pues estas solo han caído una vez, ante las japonesas, en seis presentaciones. No hay que ser adivino, pues, para presagiar que el alto mando cubano se encomendará a la veloz Anisley López, quien archiva dos de los tres triunfos del equipo.

Las antillanas amanecieron abrazadas con las chinas y las checas, del tercer al quinto lugares, con igual balance de tres triunfos e igual cantidad de derrotas. En el cierre de la etapa grupal, las del gigante asiático tienen el rival menos complicado, pues enfrentarán a las rusas (2-4), y la representación de la República Checa contendrá con las japonesas. No obstante, hay más variantes, así que solo resta esperar. Y cruzar los dedos.

En la otra llave, Estados Unidos (6-0) y Australia (5-1) tienen sus tiques en las manos. Los otros dos pasajes se los rifarán hoy también Taipei de China, República Dominicana, Italia y las anfitrionas, igualadas con tres victorias en seis salidas al terreno.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.