¡Alazanes y Tigres ya son grandes!

El equipo granmense clasificó este sábado a la postemporada; mientras Ciego de Ávila se convirtió en el tercer equipo en incluirse en el cuadro semifinalista de la presente campaña beisbolera

Autor:

Raiko Martín

El vigésimo cuadrangular de Urmani Guerra, con todas las bases ocupadas, dio este sábado la clasificación a la postemporada a los Alazanes granmenses. Minutos después, con par de zarpazos en el onceno episodio, los Tigres avileños no solo tomaron desquite en tierras pinareñas, pues además se convirtieron en el tercer equipo en incluirse en el cuadro semifinalista de la presente campaña beisbolera.

Aunque los dirigidos por Carlos Martí tomaron amplia ventaja en el mismo capítulo inicial, poco a poco la tropa capitalina fue descontando hasta llegar con ventaja de dos anotaciones al séptimo y fatídico episodio.

Pero tres imparables consecutivos de los visitantes antecedieron al vuelacercas Guerra, quien elevó hasta 71 su cifra de carreras empujadas. Luego de una breve pausa por la lluvia, los granmenses aseguraron su triunfo 50, cifra fuera del alcance de pineros y vueltabajeros, por lo que, al menos, tienen asegurado el cuarto escaño.

A su vez, con el remate en extrainning frente a los vigentes campeones, Ciego de Ávila llegó a 49 triunfos, número también fuera de la órbita de los pinareños. Suponiendo que Industriales y la Isla de la Juventud ganen sus compromisos de hoy, llegarían a 47 y 46 éxitos, respectivamente, pero estos equipos se enfrentarán en la última subserie del campeonato.

Esto quiere decir que, para igualar a la representación de la tierra de la piña, los Azules deben ganar dos de sus últimos tres compromisos, algo que dejaría en la cuneta a los pineros. Asimismo, para que los Piratas puedan igualar el balance de los Tigres, tendrían que barrer en el Latinoamericano, y eso anularía las opciones de los capitalinos.

Así las cosas, solo quedaría por definir el último inquilino de la postemporada, por lo que las jornadas que restan serán trascendentales.

Además de estrechar la puerta a la fase definitiva, la jornada sabatina sirvió para escribir nuevos capítulos en la historia de la pelota cubana. En el triunfo de la Isla de la Juventud sobre los Cachorros holguineros, el eterno Michel Enríquez se convirtió en el nuevo líder en dobles del béisbol cubano. El ilustre antesalista, quien lleva 18 temporadas en activo, tuvo tarde perfecta en cinco turnos y tres de sus hits fueron de dos bases. Así, llegó a 407, ahora dos más que el santiaguero Rolando Meriño, retirado después de jugar 22 campañas.

Según los amplios archivos de nuestro estadístico Benigno Daquinta, el enmascarado indómito poseía el récord desde el 26 de enero de 2011, cuando en el Guillermón Moncada sobrepasó la marca de 382 establecida, en 24 series, por el granmense Víctor Bejerano.

Por esas casualidades de la vida, la cifra del ex Alazán fue rebasada este mismo sábado por el villaclareño Ariel Borrero —ahora de refuerzo con los Tigres avileños—, quien pegó su doblete 383.

En el escalafón de este departamento, por detrás de Bejerano, se ubica el ex jardinero capitalino Javier Méndez (22 series), cuyo registro de 381 biangulares se mantuvo vigente hasta el 8 de marzo de 2007.

Después de Michel, entre los atletas en activo, el que más dobletes tiene registrado es el espirituano Frederich Cepeda (18 series), pues sumado los cinco que pegó esta campaña anda por los 340.

En el otro desafío de la jornada, los Cocodrilos yumurinos batearon a su antojo para someter a los eliminados Cazadores artemiseños, y de esa forma defender su liderazgo en la tabla de posiciones.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.