Buen primer inning

La llegada este martes de una comitiva de la MLB encabezada por el vicepresidente de Operaciones Deportivas, el mítico Joe Torre, ha levantado grandes expectativas

Autor:

Raiko Martín

Desde que Bud Selig, por entonces comisionado de las Grandes Ligas de Béisbol estadounidense (MLB, por sus siglas en inglés), acompañó la visita que en 1999 hicieran los Orioles de Baltimore a La Habana, ningún alto cargo de esa organización había pisado tierras cubanas como parte de una delegación oficial.

Por eso, la llegada este martes de una comitiva encabezada por el vicepresidente de Operaciones Deportivas, el mítico Joe Torre, levantó grandes expectativas. Sin apenas tiempo para soltar las maletas, el ex estratega se sentó a la mesa para dialogar con la gran cantidad de periodistas que abarrotaron el Salón Vedado del Hotel Nacional. Junto a él estuvieron el no menos legendario David Winfield, consultor del sindicato de jugadores (MLBPA) que dirige Tony Clark, otro de los interlocutores. La «otra pata de la mesa» fue Dan Halem, máxima autoridad jurídica de la MLB.

El grupo realizará un intercambio de buena voluntad que incluye dos clínicas con niños, está integrado además por destacados jugadores en activo, como el venezolano Miguel Cabrera, el dominicano Nelson Cruz, los cubanos Alexei Ramírez, José Dariel Abreu, Yasiel Puig y Brayan Peña, y los estadounidenses Clyton Kershaw y Jon Jay.

En nombre de todos, Clark agradeció a las autoridades presentes del Inder y de la Federación Cubana de Béisbol, y a todas las personas que trabajaron arduamente en ambas naciones para concretar este intercambio.

«Estamos muy emocionados por esta oportunidad y tanto la MLB como el sindicato de jugadores tienen como meta continuar desarrollando estos lazos en el futuro», recalcó el directivo del ente que vela por los intereses de los protagonistas del juego.

Por su parte, Torre destacó que «el béisbol es un idioma universal para nuestros pueblos, una pasión que puede unirnos, y por eso estoy muy contento de ser parte de esto y de poder trabajar aquí con los más jóvenes».

La mayoría de las preguntas realizadas por los medios estuvieron relacionadas con la posibilidad de inserción de nuestros jugadores en el principal torneo profesional de Estados Unidos sin tener que renunciar a la residencia en Cuba, la forma en que estas contrataciones pudieran afectar al béisbol de la Isla, y las opciones para que tanto los peloteros como la federación local puedan cobrar los premios en metálico repartidos en torneo organizados por la MLB, como el Clásico Mundial.

Sobre el tema, muy relacionado con aspectos jurídicos, Dan Halem explicó que «la meta de ambas organizaciones es contar con un sistema legal y seguro para la transferencia ordenada de jugadores, pero que hasta el momento no ha sido posible porque se tiene que operar bajo el sistema legal vigente en ambas naciones», una clara referencia a la imposibilidad hasta el momento de burlar las leyes que sostiene el bloqueo económico y financiero que Estados Unidos mantiene contra Cuba.

«Estamos trabajando intensamente para encontrar una solución a este problema, pero para esto se requiere de la cooperación de los Gobiernos», agregó.

Mientras, Clark restó preocupación sobre la calidad del béisbol cubano con la contratación de peloteros en Grandes Ligas. «Estamos muy interesados en que las ligas internacionales sean fuertes, porque al final eso es beneficioso para nuestra liga. Estaríamos felices de que el torneo cubano fuese de buena calidad y de apoyarlo», sentenció.

Otro de los asuntos abordados en el intercambio con la prensa fue la posibilidad de que algún equipo de la MLB realice en tierras cubanas partidos de exhibición previo al inicio de la próxima temporada. Sobre este particular, Halem comentó que es una aspiración de la organización, y particularmente del actual comisionado Rob Manfred. «Esperamos poder realizar algunos partidos de ese tipo en la pretemporada, y hemos estado hablando con el Gobierno cubano sobre esta posibilidad. También hemos escogido al equipo de Tampa Bay Rays para que sea el que viaje hasta acá, pero debo aclarar que todo esto es todavía una posibilidad y no es aún oficial», remarcó el directivo.

Concluida la ronda de preguntas, los miembros de la delegación visitante pudieron intercambiar de forma individual con los reporteros, y casi todos mostraron su satisfacción por participar en un intercambio de este tipo, calificado de histórico y trascendental.

Además del encuentro con los niños que sostendrán hoy en el Coloso del Cerro, todos repetirán la experiencia mañana, pero en las instalaciones del Victoria de Girón matancero. Las  dos se efectuarán a las diez de la mañana y la entrada es libre.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.