Mucha fiesta, pocos animadores

Los representantes de Cuba en el torneo internacional de pelota vasca, celebrado este jueves, entregaron una actuación de lujo para arrasar con las medallas, sin embargo, no había mucho público para ver este desempeño

Autor:

Javier Rodríguez Perera

Cuba barrió este jueves en las finales de las tres especialidades disputadas en la primera fase del Torneo Internacional Capitán San Luis de pelota vasca celebrado en el Complejo de canchas Raúl Díaz Argüelles de la capital. Ese resultado no deja de ser meritorio, pero quiero violar esta vez el ABC periodístico y dedicar brevemente las primeras líneas a un factor concerniente a la buena marcha de esta disciplina en Cuba.

Resulta verdaderamente alarmante, más allá de ser un día laboral y de un sol intenso, la paupérrima asistencia a esta lid desarrollada en una instalación céntrica y de fácil acceso para la población. Si acaso 20 aficionados, mayormente familiares y amistades de los atletas en puja, lo que demuestra la necesidad de trazar con urgencia una estrategia comunicativa en aras de una mayor difusión de este deporte, de gran arraigo cultural y resultados estelares a nivel mundial para Cuba. Llamo a la reflexión, de momento.

De vuelta al centro noticioso, en la paleta con pelota de goma el equipo principal cubano, conformado por Daniela Darriba y Lisandra Lima, se llevó la medalla de oro al superar a la dupla del Club español Oberena A, integrada por Yamira Aristorena y Maite Ruiz. Ese duelo se tornaba complejo para las nuestras, sobre todo por la vastísima experiencia de Ruiz, pero que en definitiva lo resolvieron en dos períodos, 15-12 y 15-13, apoyadas en el empleo de pelotas pegadas a la pared lateral y en el sólido golpeo en la parte baja del frontis.

En pala corta la Isla tenía garantizado el título, toda vez que la instancia decisiva fuese escenificada por los binomios del Cuba A (Anderson Jardines y Frendis Fernández) y el Cuba B (Yoel Zayas y Ronal Vega). A la postre, la veteranía de los pelotaris de la escuadra principal y sus varias preseas en certámenes internacionales de rigor, incidió en los parciales a su favor por 15-5 y 15-12.

Minutos más tardes, Jardines y Frendis conquistaron su segunda diadema en menos de una hora y media, esta vez en la paleta con pelota de cuero, al doblegar en encuentro que se sabía accesible en todos los sentidos, a los españoles de Navarra, Sergio Martínez y Lander Goñi.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.