Manrique en el podio de Catar

El santiaguero se llevó la plata de las barras paralelas en la Copa del Mundo, con una puntuación de 15.775, solo superada por el azerí Oleg Stepko

Autor:

Julieta García Ríos

Cuba volvió a estar presente en el podio universal gracias al talento de Manrique Larduet, quien este sábado conquistó la presea plateada en la final de las barras paralelas, correspondiente a la Copa del Mundo de Gimnasia Artística, que reunió a cerca de 120 atletas de 33 naciones en Doha, Catar.

El santiaguero consiguió una calificación de 15.775 puntos, solo superados por los 15.825 que fueron a la hoja del azerí Oleg Stepko. Mientras, la posición más baja del podio correspondió al vietnamita Phuoc Hung Pham, dueño de 15.350 unidades.

De tal forma, el estelar gimnasta corroboró lo dicho antes a JR, cuando confesó que «las paralelas son mi fuerte, en ellas es donde más tranquilo me siento para estar en finales». Minutos después de la nueva hazaña, escribió en su página de la red social Facebook: «Soy un guerrero y no le tengo miedo a nada», una frase que pudiera resultar altisonante, pero nada más lejos de la personalidad del muchacho.

Sucede que en Catar, Manrique se lesionó en el entrenamiento previo a la competencia y tuvo que convencer al entrenador para que lo dejase competir, pues no asumía la posibilidad de regresar a casa sin medallas.

El desempeño de ahora lo alcanzó con la misma selección con la que hace tres años debutó internacionalmente en San Juan, Puerto Rico, durante el Campeonato Panamericano de la disciplina. Aunque en la actualidad ejecuta movimientos más complejos, su entrenador Carlos Gil decidió preservarlo y le pidió «lo más fácil».

Así, la posibilidad de ejecutar una nueva salida que pudiera inscribirse con su nombre en el código de puntuación quedó pospuesta, tal vez para la última semana de abril en la Copa del Mundo de Croacia, otra de las competencias previstas para su preparación rumbo a los cercanos Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

El subtítulo en suelo catarí se une al cuarto puesto conseguido el viernes en la final de anillas con puntaje de 15.600, resultado también alentador de cara a la cita estival.

De regreso a casa, Manrique y su preparador retomarán los entrenamientos junto a Randy Lerú y Marcia Videaux, quienes se alistan para luchar por sus boletos en el torneo preolímpico, que el próximo mes de abril se celebrará en tierras brasileñas.

Desde que en 2004, cuando el gran Erick López compitió en Atenas, la gimnasia artística cubana no se ha presentado bajo los cinco aros, y ahora espera con Larduet… y compañía.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.