Desquite de bronce

Si Cuba cayó ante Perú en la etapa clasificatoria, en la discusión del tercer lugar las criollas reescribieron la historia

Autor:

Norland Rosendo

En la fase preliminar, la selección de Perú remontó un marcador adverso de 0-2 sets frente a la de Cuba y ganó el juego en tie break. Este domingo, en la discusión de la medalla de bronce, ambos elencos volvieron a enfrentarse y la historia casi fue la misma, solo que hubo un cambio en el guion del último parcial. Así, Cuba se quedó con el tercer lugar de la 3ra. Copa Panamericana de Voleibol femenino para menores de 23 años, ganada por República Dominicana.

Evidentemente a las peruanas, anfitrionas de la competencia, se les acabó la gasolina cuando jugaron con las cubanas en la clasificatoria, pues a partir de esa noche perdieron los siguientes tres partidos que efectuaron.

No solo cedieron el invicto frente a las dominicanas en el cierre de la eliminatoria, sino que cayeron en la semifinal frente a Argentina, derrota que les costó ceder el único boleto asignado en la Copa a Sudamérica para el Mundial de la categoría en Eslovenia 2017, y por último quedaron fuera del podio de premiaciones. Para ellas, el cuarto parece un lugar maldito, pues ha sido esa la posición ocupada en las tres ediciones de este certamen.

Pero volvamos al juego dominical por el metal de bronce. Las dirigidas por Roberto García dominaron las dos primeras mangas 25-14 y 25-19. No era esa la verdadera diferencia entre ambos elencos, pero a las locales, al parecer, no las consolaba el bronce. Súbita fue la reacción de estas para ganar los siguientes sets 25-16 y 25-12. En las gradas, la afición se aferró a la idea de la remontada espectacular.

Sin embargo, el set definitorio no resultó el duelo que se auguraba; las cubanas se lo adjudicaron con pizarra de 15-8, con lo cual revalidaron el tercer lugar de la edición anterior y demostraron que esta hornada de jovenzuelas tiene potencialidades para seguir creciendo.

Ambas sextetas anotaron 42 puntos con el ataque, las anfitrionas hicieron un bloqueo efectivo más (16-15), pero las nuestras fueron mejores con el servicio (8-5). Los dos equipos cometieron 28 errores no forzados.

De acuerdo con las estadísticas oficiales de la justa, cinco cubanas se acreditaron más una decena de unidades cada una: Yelennis Díaz (14), Diaris Pérez (13), Claudia Hernández (12), Dalila Palma (11) y Heidy Casanova (10). Los 25 cartones de Ángela Leyva fueron insuficientes para revertir el destino de las perdedoras.

La medalla de oro fue nuevamente al cuello de las dominicanas, que han ganado las tres ediciones de la Copa. En esta ocasión vencieron en la final a la escuadra Argentina en sets corridos (25-21, 25-19 y 25-19). Las albicelestes, además de rubricar su mejor actuación histórica en el evento, se apropiaron del boleto sudamericano para la cita del orbe del año próximo.

Los últimos lugares del certamen fueron ocupados por Costa Rica (5to) y Trinidad y Tobago (5to). Brasil y Colombia, dos de los equipos más fuertes del continente en esta categoría no acudieron a Perú porque ya tenían sus cupos para el mundial; las auriverdes, por su condición de reinas del planeta, y las cafeteras, al ganar un torneo clasificatorio para conjuntos sudamericanos, celebrado previo a esta Copa.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.