La mística del coche

El último campeonato ganado por Granma fue en la categoría 11-12 años, bajo un aguacero torrencial en Bayamo, donde los anfitriones derrotaron los niños de Pinar del Río en un cerrado 5-4

Autor:

Norland Rosendo

Granma se ha convertido en una potencia en pelota. Sin mucha bulla, así como su director del equipo élite, un hombre que lleva nombre de persona honesta y apellidos de gigante y puro: Carlos Martí Santos, esa provincia está paseándose por la cuesta del béisbol cubano con varios títulos, desde la base hasta la cima, y quedan todavía algunos mineros jóvenes buscando más oro.

El último campeonato ganado fue en la categoría 11-12 años, bajo un aguacero torrencial en Bayamo, donde los anfitriones y los niños de Pinar del Río se batieron de tú a tú, como hacen siempre los de esa edad, sin guardarse ni una onza de energía y burlándose de un probable catarro. El éxito ajustadísimo lo confirma: 5-4, con remontada de tres anotaciones en el cuarto y último inning que el agua dejó jugar.

Los «caballitos ponis» les sacaron brillo a la plata de 2017 hasta convertirla ahora en oro, tras concluir de manera invicta la final, en medio de las celebraciones por el Día de las Madres. El metal bronceado fue para Mayabeque, otra noticia agradable, pues ese territorio también anda buscando protagonismo en la pelota actual.

Este año, una selección cubana de esa categoría participará en el campeonato panamericano de Aguascalientes, México, entre el 23 de agosto y el tres de septiembre, el cual servirá como clasificatorio para la Copa del Mundo de 2019.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.