Silva logra una plata y Asley termina séptimo en el Mundial de Judo

El joven matancero confirmó su excelente forma en el evento más importante del año

Autor:

Enio Echezábal Acosta

Luego de un domingo matizado por quinto puesto de Maylín del Toro en los 63 kilogramos, este lunes las noticias del Campeonato Mundial de Judo siguieron siendo buenas, cuando Iván Silva (90 kg) sumó una medalla de plata que significó el debut de Cuba en el medallero del torneo.

En Bakú, capital de Azerbaiján, el matancero compitió a un nivel excelso desde el inicio, cuando eliminó por ippon a Paul Kibikai, de Gabón, y a continuación repitió la dosis frente al ucraniano Quedjau Nhabali.

Previo a la definición del pool A, se deshizo con wazari del libanés Nacif Elías, y en el combate que garantizaba su avance a las semifinales, superó al siempre duro japonés Kenta Nagasawa.

Ya en busca de asegurar su presencia en el combate final, superó al francés Axel Clerget por una proyección «completa». Más tarde, en el enfrentamiento por el oro, logró adelantarse por un wazari, aunque más tarde sufriría una remontada del georgiano nacionalizado español, Nikoloz Sherazadishvili, quien con un efectivo ippon se llevó el título.

«Durante la competencia me sentí como nunca, realmente. Aunque el objetivo fue ir siempre combate a combate, ya en la medida en que fui avanzando, comencé a creer en la posibilidad de una medalla», declaró Silva en conversación exclusiva a través de las redes sociales.

Asimismo, confesó que luego de salir adelante en el duelo final, le faltó disciplina táctica y fue presa de sus emociones en el momento clave, causas fundamentales de su derrota. Sin embargo, también reconoció lo positivo de la experiencia, y se mostró con confianza para seguir mejorando.

En esa misma jornada, otro cubano tuvo una actuación memorable. Asley González, monarca del orbe en Río de Janeiro 2013 y segundo bajo los Cinco Aros en Londres 2012, protagonizó un excelente regreso al más alto nivel gracias al séptimo puesto conseguido también en los 90 kilos.

El villaclareño puso sobre el tatami todo su arsenal y experiencia para vencer por wazari a sus tres primeros rivales: Xuewen Wang (China), Aurelien Diesse (Francia) y Nicholas Mungai (Italia).

No obstante, de nuevo la suerte quiso que una lesión frenara a Asley. Durante la semifinal del pool D, el antillano llegó con una ruptura muscular del bíceps femoral que lastró su rendimiento frente al ibérico Sherazadishvili, y que además le impidió salir a pelear su bronce frente al alemán Eduard Trippel.

Para hoy, hay buenas posibilidades de repetir una buena actuación, pues será el turno de intervenir de Kaliema Antomarchi (78 kg), bronce el año pasado en Budapest, e igualmente de Andy Granda (100 kg).

 

Lesión aparte, Asley demostró su grandeza al conseguir un séptimo puesto. Foto: Emanuele Di-Feliciantonio

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.