Tinte naranja, pero todavía…

Ahora todo el mundo voltea los ojos y clava la mirada en uno de los juegos que pudo ganar. Siempre sucede lo mismo, así es el deporte. Ayer, Villa Clara bateó como nunca 

Autor:

Norland Rosendo

Ahora todo el mundo voltea los ojos y clava la mirada en uno de los juegos que pudo ganar. Siempre sucede lo mismo, así es el deporte. Ayer, Villa Clara bateó como nunca antes, 17 hits, y propinó un nocaut que lo catapultó al tercer lugar, quizá al segundo, pero le faltó una «victorita» más para terminar de líder.

Lo mismo dirá Industriales, que estuvo casi todo el tiempo en zona de clasificación directa; se quedó a un triunfo no más, y ahora tendrá que buscarse el cupo a la siguiente fase en el play off de comodines.

Un juego vale muchísimo. Se sabe al final, cuando se sacan las cuentas. Ahora, por ejemplo, si Holguín quiere ser el segundo en pedir refuerzos tendrá que ganarle el pendiente a Pinar del Río el sábado en el Latino. Tremendo viajecito, que vale un atleta, o dos, a la hora del blindaje el 19 de octubre por la noche. Si pierde, cae al cuarto, porque no pudo doblegar a Villa Clara ni a Las Tunas en las subseries bilaterales.

El Latino, sin que jueguen sus Leones, será sede de la solución de los últimos misterios, pues ahí también Mayabeque tratará hoy de quitarse a Industriales de encima en el repechaje, con un éxito frente a los Vegueros. Pero si los muchachos de Pedro Luis Lazo se les atraviesan, mucho van a recordar los Huracanes el último partido ante Holguín. Un jueguito, cómo pesa.

Incluso, ese posible éxito ubicaría a Mayabeque en el sexto puesto, por lo que los dos últimos desafíos de la brevísima serie de tres frente a Santiago de Cuba serían en sus predios. Ser anfitrión a la hora decisiva tiene un plus que vale un pase; si lo duda pregúntele a Artemisa, que el año pasado remató en casa a los Tigres cuando estos iban por un jueguito —otra vez un jueguito— que no lograron.

Ayer, Sancti Spíritus hizo lo último que podía, ganarle a Mayabeque y rezar porque los pinareños se yergan con el pitcheo que tienen ante los muchachos de Vannoy Arado. Porque, seamos claros, nadie quiere enfrentar a Industriales, ¿o me equivoco?

A Azules y Avispas solo les queda esperar, aunque Industriales es dueño del quinto lugar y tomará carretera, solo que no sabe aún el destino, si la vecina Mayabeque o la valla de los Gallos. Las Avispas ni siquiera saben si tienen que empezar haciendo el equipaje o no.

Hoy, si San Pedro quiere, se sabrá. 

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.