No pongamos límites a nuestros sueños

Rubrican Declaración final de la XXX Cumbre de MERCOSUR y otros acuerdos importantes

Autor:

Juventud Rebelde

Chávez y Fidel acaparan la atención en Córdova. Foto: Marcelo García / Prensa Miraflores CORDOBA, Argentina, julio 21.— La XXX Cumbre de Presidentes del MERCOSUR, con la presencia de ocho presidentes de estados miembros, asociados e invitados, finalizó en la tarde del viernes aquí, tras firmarse la Declaración de Córdoba y suscribir acuerdos con Cuba y Paquistán, así como otros convenios para liberalizar parcialmente en la región el acceso a servicios y las compras gubernamentales y perfeccionar la unión aduanera subregional, dijo AFP.

En la cita del principal mecanismo de integración de Sudamérica participaron los presidentes Néstor Kirchner, de Argentina; Luiz Inácio Lula da Silva, de Brasil; Nicanor Duarte, de Paraguay; Tabaré Vázquez, de Uruguay y Hugo Chávez, de Venezuela, como representantes de los países parte del bloque.

La presidenta Michelle Bachelet, de Chile, y el mandatario de Bolivia, Evo Morales, asistieron en su carácter de jefes de Estado de los países asociados al MERCOSUR, en tanto el Presidente cubano Fidel Castro participó como invitado.

También participaron los cancilleres Luis Ernesto Derbez (México) y Oscar Maúrtua (Perú).

En el encuentro, que tuvo lugar en el Complejo Ferial de Córdoba tras cuatro días de sesiones a nivel de expertos y de cancilleres, se produjo el traspaso de su presidencia pro tempore de Argentina a Brasil, señaló PL, al mencionar que durante el semestre en que el mandatario Néstor Kirchner encabezó el bloque sobresalió el ingreso de Venezuela a la asociación, una presencia que el canciller argentino Jorge Taiana calificó como demostración de la vitalidad de la unión aduanera nacida hace 15 años.

Según AFP, podría extenderse la membresía puesto que el mandatario venezolano Hugo Chávez y el presidente de la Comisión de Representantes Permanentes del MERCOSUR, el argentino Carlos «Chacho» Álvarez, han mencionado recientemente la posibilidad de un ingreso pleno de Bolivia.

Por su parte, el presidente boliviano Evo Morales propuso la unidad entre el Mercado Común del Sur y la Comunidad Andina de Naciones (CAN), cuando habló este viernes. «CAN y MERCOSUR son hermanos y deberían ir mucho más allá para unir a toda Sudamérica», dijo el presidente de Bolivia, país integrante de la Comunidad Andina y asociado al Mercosur en un tratado de libre comercio.

En su alocución, el presidente boliviano denunció el proceso unilateral practicado por Estados Unidos de «certificar» y «descertificar» a los países del continente en relación con su actitud de combate a las drogas, al que consideró como «un instrumento de dominación contra nuestros pueblos».

Con unas u otras palabras, los presidentes de Argentina, Brasil, Uruguay, Paraguay, Venezuela, Chile y Bolivia, más el propio Fidel, abogaron por una integración volcada hacia los más pobres, que promueva la inclusión en sociedades que todos calificaron de «injustas».

El anfitrión, Néstor Kirchner, anota EFE, marcó el tono de los discursos al pronunciarse a favor de una integración con «la solidaridad como bandera», aunque admitió que «persisten dificultades» en el bloque, pero sostuvo que «no se puede decir que el MERCOSUR fracasa porque dos o tres países tengan diferencias insustanciales y coyunturales».

Kirchner instó a defender un «Mercosur social», pero además invitó a «Bolivia, México y al resto de América Latina a incorporarse a esta tarea».

Al llamamiento se unió el brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, quien admitió que el MERCOSUR pasa por «momentos de inquietud» y pidió «paciencia» para superar obstáculos que achacó a «sectores conservadores» que no identificó y que, en su opinión, buscan «acabar» con el bloque.

Al igual que Kirchner, Lula invitó al boliviano Evo Morales a sumar a su país al Mercosur como socio, como acaba de hacer Venezuela.

«Siento una cierta tranquilidad cuando veo a Chávez aquí. Digo que MERCOSUR ganó un extraordinario aliado, sobre todo por la actitud de lealtad que tiene el compañero Chávez», dijo Lula en su discurso clausura y añadió: «Debemos convencer a Evo Morales de que venga al MERCOSUR»’.

Según Notimex, el mandatario brasileño, quien clausuró la Cumbre en su condición de nuevo presidente pro tempore del organismo, afirmó que este bloque de integración está cambiando el perfil social de América Latina, que está sabiendo plantear «lo que queremos y, al mismo tiempo, tenemos orgullo de hacernos respetar como nación», cuando «no existe ninguna salida individual para ningún país de América Latina» porque el único camino es el reforzamiento del proceso de integración.

El MERCOSUR tiene ahora más de 250 millones de habitantes, un PBI superior a un trillón de dólares y un comercio global superior a 320 billones de dólares, recordó Lula.

En los discursos presidenciales el presidente Hugo Chávez expuso con claridad lo que calificó como «cuatro pecados capitales» del bloque: dependencia del mercado financiero, deficiente integración social interna, asimetrías de las estrategias nacionales y divergencias en la inserción internacional.

Chávez, dijo AP, elogió la «obra solidaria y fraternal» de Cuba en el continente y afirmó que Latinoamericana «tiene la capacidad para ser una potencia mundial. No pongamos límites a nuestros sueños. Hagámoslo»,

Además, mientras pedía excusas por «injerir en asuntos internos», hizo sonriente su pronóstico sobre las elecciones de octubre próximo en Brasil: «Gana Lula, gana Lula».

También reafirmaron su confianza en el bloque los mandatarios de los dos países pequeños: el uruguayo Tabaré Vázquez y el paraguayo Nicanor Duarte, quienes habían reclamado por las asimetrías económicas entre los socios.

Vázquez observó, según EFE, que, pese a las diferencias, «se han constatado avances», como la decisión de crear este mismo año unos fondos estructurales en favor de las economías menos desarrolladas; y Duarte, por su parte, admitió su «impaciencia», pero coincidió en que el Mercosur «va por el camino correcto».

Ambos celebraron la ampliación del bloque con la entrada de Venezuela, igual que la chilena Michelle Bachelet, quien subrayó la voluntad de su país para «avanzar con fortaleza, pero con flexibilidad, en el camino de la integración suramericana».

DECLARACION DE CÓRDOBA

Durante el encuentro, que concluyó con un retraso de dos horas respecto al programa oficial, los gobernantes presentes firmaron un documento en el que ratifican su compromiso de acelerar la integración energética de Sudamérica, un proceso en el que incluyen a Bolivia.

También se comprometieron a cumplir con la creación del Parlamento del MERCOSUR, el cual tendría que comenzar a funcionar el próximo año.

En un comunicado firmado por Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay, los cuatro países fundadores respaldaron la candidatura de Venezuela como miembro no permanente del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, a lo que se opone abiertamente la administración de George W. Bush, que propone a Guatemala como su candidata.

Kirchner, Lula, Tabaré y Duarte dijeron tener la convicción de que «Venezuela promoverá el respeto irrestricto a los principios y normas del Derecho Internacional y contribuirá al equilibrio necesario en el tratamiento de los temas de su competencia» si asume el cargo en la ONU, reporta AP.

En otros acuerdos formalizados al calor de la Cumbre del MERCOSUR, las empresas estatales de petróleo de Argentina, Uruguay y Venezuela firmaron un convenio para explotar conjuntamente el Bloque Seis de la zona llamada Mariscal Ayacucho en la Faja del Orinoco, una región rica en crudos pesados y ultrapesados en el sur venezolano, informó AFP.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.