Postales para Condoleeza y libertad para los Cinco

El sacerdote católico Geoffrey Bottoms, presidente del Comité por la Liberación de los luchadores antiterroristas cubanos en el Reino Unido, conversó con la prensa cubana

Autor:

Luis Luque Álvarez

El reverendo Bottoms durante una visita a Gerardo en la prisión. La secretaria de Estado norteamericana, Condoleeza Rice, y el fiscal general de EE.UU., Alberto Gonzales, recibirán este fin de año unas postales navideñas muy especiales, nada menos que con el mensaje de que «hagan que las Navidades también sean felices para los Cinco».

La iniciativa corresponde a amigos británicos solidarios con la causa de los cinco combatientes antiterroristas cubanos, y el presidente del comité nacional por su liberación, el sacerdote católico Geoffrey Bottoms, añadió que también Gerardo, Ramón, Antonio, Fernando y René recibirán su tarjeta, en la que se afirmará: «No solamente en Navidad, sino durante todo el año, ustedes pueden seguir contando con nuestro apoyo».

La campaña de las postales se extenderá del 12 al 27 de diciembre. Habrá, dice, «miles de ellas».

La revelación la hizo este lunes el padre Bottoms, tras un encuentro con Magalys Llort, madre de Fernando; Elizabeth Palmeiro, esposa de Ramón, y María Eugenia Guerrero, hermana de Antonio, en el Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP). «Los familiares de los Cinco son nuestra propia familia», señaló.

En diálogo con la prensa, refirió que visitó a Ramón y a Gerardo poco antes de que se conociera la decisión de la Corte de Apelaciones de Atlanta en agosto, y apuntó: «Están fuertes, física y emocionalmente, totalmente convencidos de la justicia de su caso y confiados en que finalmente obtendrán la victoria».

En ese momento, conocido el proceso de enfermedad del Comandante en Jefe, «ellos me dieron un mensaje para el pueblo: “Díganle que Fidel se va a recuperar, que la Revolución continuará; tienen que mantenerse unidos y confiados en su dirigencia, y juntos venceremos”».

El padre Bottoms informó asimismo que durante el recién concluido Mes Internacional de Acción por la Liberación de los Cinco, «organizamos una gira por todo el país para dar charlas sobre el tema. El abogado Steve Cottingham y yo hablamos en reuniones bien nutridas, y las personas se quedaban asombradas por la injusticia de este caso y muy motivadas con incorporarse a la campaña».

«Tenemos la esperanza —agregó— de que el congreso de la Confederación Sindical Británica en 2007, apruebe una resolución de apoyo; estamos trabajando para buscar el respaldo de la base del movimiento sindical. Además, un dramaturgo británico, quien publicó una obra sobre los detenidos en Guantánamo, ahora escribirá otra sobre los Cinco. Estamos seguros de que tendrá una audiencia muy grande».

Refirió que «escribiremos además un libro sobre el caso de los Cinco, desde una perspectiva británica para un público británico, que cubrirá todas las aristas: legal, política, humana, e incluirá cartas y poemas de ellos, declaraciones de la defensa, así como artículos que hemos redactado para la prensa de nuestro país».

En alusión al Mes de Acción, Bottoms contó: «Visitamos la embajada de EE.UU. en Londres y nos entrevistamos con Richard Mills, consejero político, y con un representante del Departamento de Justicia. Hablamos de los casos de Olga (esposa de René) y Adriana (esposa de Gerardo). Cuando les dije que a esta última le habían negado la visa por “posible inmigrante”, prometieron investigar, y dijeron que ese no es motivo suficiente para negar una visa».

El padre Bottoms siguió a la carga: «Les pregunté si no creían que era contradictorio e hipócrita, por un lado, haber puesto en prisión a estos cinco hombres, cuyo único objetivo era defender a su pueblo del terrorismo, y por otro, darles cabida a terroristas como Orlando Bosch y Luis Posada Carriles, que actuaron en nombre del gobierno norteamericano. Por única respuesta se encogieron de hombros y miraron al cielo».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.