Miles de palestinos abandonan campo de refugiados en Líbano

Luego de tres días de combates que cobraron unos 70 muertos miles de refugiados huyeron de Nahr al Bared  

Autor:

Juventud Rebelde

Aprovecharon la tregua para buscar refugio en otro campamento palestino. Foto: AP Nahr Al Bared, Líbano, mayo 22.— Miles de refugiados palestinos aprovecharon el martes la frágil tregua entre el ejército libanés y los miembros del grupo armado Fatah al Islam para huir del campo de Nahr al Bared, en el norte del Líbano, donde un primer convoy de ayuda de la ONU fue atacado.

Luego de tres días de combates que cobraron unos 70 muertos, «miles de refugiados, hombres, mujeres y niños comenzaron al final de la tarde a huir a pie o en vehículos de Nahr al Bared para ingresar en el campo vecino de Baddaui», precisó a la AFP Hajj Rifaat, uno de los responsables locales de Fatah, la formación del presidente palestino Mahmud Abbas, que no guarda ninguna relación con el grupo armado en conflicto.

Según Rifaat, los habitantes de Nahr al Bared, donde viven más de 30 000 personas, aprovecharon la tregua unilateral decretada por Fatah al Islam. El campo de Baddaui se verá «desbordado» en breve, ya que «el flujo de desplazados continúa a un ritmo acelerado», advirtió.

Cientos de refugiados se encaminaron hacia Trípoli, la gran ciudad vecina, según un corresponsal de la agencia de prensa francesa.

Horas antes, un primer convoy de ayuda humanitaria fue blanco de disparos que mataron a dos civiles palestinos, según Hoda Samra, portavoz de la Agencia de la ONU de Ayuda a los Refugiados Palestinos (UNRWA).

El convoy logró entregar víveres y medicamentos, pero tuvo que partir sin distribuir agua, añadió la portavoz. «Intentaremos aportar ayuda suplementaria mañana (este miércoles). Esta gente cuenta con nosotros, están sin agua, electricidad ni teléfono, y empiezan a faltarles la comida y las medicinas», dijo.

A pesar de la tregua, un miembro del grupo radical islamista se hizo estallar en Trípoli, tras ser acorralado durante una operación del ejército libanés.

El grupo Fatah al Islam, integrado por palestinos, libaneses, sirios y otros ciudadanos árabes, se instaló en Nahr al Bared, un campamento cercano a la frontera siria, a fines de 2006.

Por su parte, el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, lanzó un pedido para que se frenen inmediatamente los «ataques criminales» contra el ejército libanés y contra el personal de ONU.

Ban pidió además la apertura de corredores de seguridad, con el fin de ayudar a la población del campo de refugiados. Estos ataques «pusieron en grave peligro a los civiles y constituyen un asalto a la estabilidad y a la soberanía del Líbano», agregó Michelle Montas, vocero de Ban, al comentar la declaración del jefe de la ONU.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.