Huracán Félix dejó cien muertos en América Central - Internacionales

Huracán Félix dejó cien muertos en América Central

Nicaragua recibe primer envío de ayuda humanitaria de Venezuela para unos 40 000 damnificados.  

Autor:

Juventud Rebelde

Efectivos del ejército nicaragüense descargan ayuda para los damnificados en Puerto Cabezas. Foto: Reuters

BILWI, Nicaragua.— El huracán Félix, que devastó la costa del Caribe de Nicaragua, dejó un saldo de al menos 100 muertos en Nicaragua y Honduras, un centenar de desaparecidos, y decenas de miles de damnificados y millonarios daños materiales, indicaron este jueves las autoridades, según AFP.

Un total de 52 cadáveres de indígenas que habían desaparecido de la zona de los Cayos Miskitos, en la Región Autónoma del Atlántico Norte (RAAN), nordeste de Nicaragua, aparecieron flotando en las de la costa hondureña del Caribe, anunció el presidente del Comité Permanente de Emergencia (COPECO), Marco Burgos desde Honduras.

Poco antes, la Fuerza Naval del Ejército de Nicaragua localizó los cadáveres de nueve pescadores artesanales nicaragüenses en las cercanías del Cayo Mara, dijo el capitán de Navío Róger González.

Ellos se sumaron a los 38 muertos anunciados por las autoridades nicaragüenses previamente, y a un deceso en Honduras.

El gobierno de Nicaragua estimó que necesita unos 30 millones de dólares para iniciar la reconstrucción de los daños en la infraestructura de la RAAN, paupérrima región nicaragüense casi arrasada por la furia del huracán Félix, que tocó tierra con la máxima intensidad de cinco en la escala de Saffir-Simpson, con vientos de hasta 300 kilómetros por hora.

«La devastación es total», dijo el presidente Daniel Ortega, tras visitar la zona del desastre, antes de que su gobierno hiciera un urgente llamado por ayuda internacional para las labores de rescate y reconstrucción, añadió AFP.

Por su parte, DPA reporta desde Managua que el presidente Ortega recibió un avión con ocho toneladas de ayuda enviado por Venezuela para unos 40 000 damnificados.

«Acabo de hablar con el presidente Hugo Chávez y me dijo que esta es la avanzada de la asistencia humanitaria que enviará Venezuela», dijo Ortega a los periodistas en el aeropuerto Sandino de Managua, cuando agradeció la rápida respuesta de la comunidad internacional para socorrer a los afectados.

«Está empezando a llegar la ayuda, lo importante es que ha habido una respuesta rápida y eso nosotros lo valoramos mucho», afirmó Ortega, quien mañana volverá a realizar un recorrido por la zona de desastre.

El avión venezolano, un Hércules C-130, transportó alimentos, medicinas, sábanas, hamacas, herramientas diversas (picos, palas y motosierras), así como 30 tiendas de campaña con capacidad para 100 personas cada una, según se explicó.

Ortega dijo que Chávez autorizó que el avión permanezca varios días en Nicaragua trabajando en el transporte de ayuda a la zona de desastre, y que ofreció además enviar dos helicópteros rusos del tipo MI-17 con el mismo fin.

En la nave llegó también una brigada de médicos, paramédicos, bomberos y evaluadores de riesgo que serán movilizados a la región para apoyar las labores de rescate de personas que aún permanecen aisladas en poblados arrasados por Félix.

Entretanto, en Honduras se volvía a la normalidad y reportaban al menos un muerto, ahogado al ser arrastrado por las crecientes del río Ulúa informó el jefe de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), Marco Burgos, dijo AFP.

El Ulúa, junto al río Chamelecón, no provocaron grandes inundaciones, tal como se había pronosticado, aunque algunas comunidades quedaron anegadas y otras incomunicadas.

Las autoridades de Guatemala decretaron en tanto alerta roja en el municipio de Izabal, 295 kilómetros al noreste de la capital, sobre el Caribe, debido a las lluvias que ya ocasionaron inundaciones y dejaron más de 850 evacuados.

En El Salvador, las autoridades decidieron mantener una alerta amarilla (de prevención), debido a la humedad prevaleciente y a la «alta vulnerabilidad» del territorio, informó el ministro de Gobernación Miguel Bolaños.

Mientras los coletazos de Félix seguían golpeando a América Central, México se mantenía en guardia por el paso de la tormenta tropical Henriette, que dejó nueve muertos, dos de ellos en el estado de Sonora (noroeste), y se preparaba en Chiapas (sureste) para afrontar las fuertes lluvias de Félix.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.