Esperan colombianos por resultados de pruebas de ADN

Permitirán conocer si el niño Enmanuel se encuentra en Bogotá o con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) 

Autor:

Juventud Rebelde

Bogotá, enero 2.— Los colombianos deberán esperar de 10 a 15 días para conocer los resultados de las pruebas de ADN que permitan conocer si el niño Enmanuel se encuentra en esta capital o con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Esa hipótesis, presentada sorpresivamente este lunes por el presidente Álvaro Uribe, cambió el rumbo al proceso humanitario para la liberación de Clara Rojas, ex candidata a la vicepresidencia, su hijo Enmanuel, y la ex diputada Consuelo González, señala PL.

Las pruebas de ADN tomadas la víspera a los familiares de Clara en Caracas, por expertos en genética del Cuerpo Técnico de Investigaciones de la Fiscalía General demorarán alrededor de dos semanas para ofrecer resultados. Así lo informó el fiscal general, Mario Iguarán, quien advirtió que hasta que no se conozca el resultado no se harán públicos más detalles de la hipótesis manejada por el gobierno.

Sin embargo, Iguarán dijo posteriormente que en dos días podría conocerse si el niño colombiano Juan David Gómez Tapiero es Enmanuel, porque a más tardar en 48 horas estarán los resultados de las pruebas de ADN realizadas al pequeño, a la madre y al hermano de Clara Rojas.

Además se espera que en las próximas horas viajen a Bogotá técnicos venezolanos que tomarán muestras de ADN del presunto Enmanuel para realizar también análisis que identifiquen al pequeño.

Según el gobierno colombiano, el hijo de Clara Rojas, de unos tres años y medio, podría estar bajo el amparo del Instituto de Bienestar Familiar (ICBF) desde 2005.

Las FARC anunciaron hace dos semanas que liberarían a Enmanuel, a Clara Rojas y a Consuelo González como desagravio al presidente venezolano, Hugo Chávez, y a la senadora liberal colombiana Piedad Córdoba, cuyas gestiones por un canje humanitario más amplio fueron canceladas por Uribe.

Sin embargo, el lunes el grupo guerrillero informó su imposibilidad de liberar a esas personas, por la fuerte actividad militar gubernamental en la zona donde podría realizarse la entrega de los retenidos.

La hipótesis lanzada por el presidente Uribe ha sido considerada por funcionarios venezolanos y observadores como un intento de hacer fracasar la operación.

Por su parte, el «Caminante de la paz», Gustavo Moncayo, afirmó que el gobierno colombiano planificó un golpe contra la liberación de rehenes y pidió insistir en ese proceso.

«No es la primera vez que el gobierno busca obstaculizar las negociaciones de paz», expresó Moncayo, padre de un cabo del ejército colombiano prisionero de las FARC, en declaraciones a Venezolana de Televisión.

El activista, quien ha caminado cientos de kilómetros para llamar la atención sobre la necesidad de paz en Colombia, se encuentra en el interior de Venezuela y espera llegar a Caracas el próximo 15 de enero y reunirse con el presidente Hugo Chávez, dijo PL.

Telesur divulgó también declaraciones de militares colombianos prisioneros de la insurgencia que ponen en duda la versión de Uribe. El canal repuso declaraciones de febrero de 2007 de William Johany Domínguez, quien dijo haber visto al niño, pero Uribe asegura que estaba en Bogotá desde 2005.

Otro militar prisionero de las FARC, John Pinchao, dijo en mayo de 2007 que el niño gozaba de buena salud, contrario a lo expresado por el presidente colombiano, quien aseguró fue torturado y tiene problemas de salud.

Por otra parte, DPA cita reportes de medios locales que afirman que los helicópteros destinados a la misión humanitaria, abandonaron la ciudad colombiana de Villavicencio.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.