América Latina con las venas abiertas en Puerto España - Internacionales

América Latina con las venas abiertas en Puerto España

Autor:

Juventud Rebelde

Chávez regala a Obama un libro recordatorio de que la historia no se olvida, porque sobre ella se reconstruye

PUERTO ESPAÑA, abril 18.— Fue una oportunidad para el acercamiento en condiciones de igualdad: el viernes, el estadounidense Barack Obama fue a saludar al venezolano Hugo Chávez, y el apretón de manos cordial, recorrió el mundo; el sábado, en gesto de reciprocidad, el presidente bolivariano aprovechó la reunión entre los mandatarios del UNASUR y el de la Casa Blanca y le regaló un libro: Las Venas Abiertas de América Latina, del escritor uruguayo Eduardo Galeano —edición en inglés.

Dicen las agencias de prensa que Obama confesó que creía que era un libro escrito por Chávez y estuvo a punto de regalarle uno de los suyos. Realmente era un libro de Chávez, y de cada uno de nosotros, los latinoamericanos: la historia de los abusos, de la expoliación, del saqueo de nuestros territorios por colonizadores y conquistadores, europeos o del propio hemisferio, por más de cinco siglos.

«Para Obama con afecto», escribió Chávez de su puño y letra. «Este libro es un monumento en nuestra historia de América Latina. Es para aprender de la historia, sobre esa historia tenemos que reconstruir», explicó el mandatario.

Los 12 presidentes de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR), que busca el desarrollo y la integración política, social, cultural, económica, financiera, ambiental y de la infraestructura, recibieron por una hora y media, en reunión paralela a la V Cumbre de las Américas, a su vecino norteño, para un diálogo «sobre bases nuevas», como dijeron algunos de los participantes.

Allí se puso nuevamente de manifiesto el pleno consenso sobre la necesidad y la posibilidad de que mejoren las relaciones entre Cuba y Estados Unidos; y el presidente Chávez reveló luego a los medios la disposición declarada de Venezuela para favorecer el vínculo de la nación norteamericana con América Latina.

«Es hora de que tengamos el verdadero inicio de una nueva historia, de que haya equilibrio, de que se acaben los mecanismos de dominación», recalcó el presidente de la cuarta nación productora mundial de petróleo, citado por Notimex.

Los Jefes de Estado de la región han expresado en esta ocasión lo que piensa la gran mayoría de sus pueblos. Por ejemplo, la firma encuestadora Datexco Company, daba a conocer este sábado en Bogotá que el 64,4 por ciento de los colombianos considera que debe levantarse el bloqueo de Estados Unidos a Cuba. Según Notimex, un 16,8 por ciento consideró que debía mantenerse esa política, mientras 18,2 por ciento aseguró que desconocía el tema.

«No podemos olvidar nuestra historia sagrada. Olvidar el pasado sería un gran error», subrayó a su vez el presidente boliviano Evo Morales en respuesta a la línea de pensamiento expresada la víspera por el presidente de EE.UU.

«No podemos olvidar nuestra historia. Hay que corregir, resarcir: acabar con el intervencionismo, el armamentismo y terminar con un capitalismo que solo piensa en el mercado y la riqueza y no en la persona», citó DPA.

En una rueda de prensa, Evo manifestó que escuchó con interés a Obama, especialmente cuando dijo que «no hay socios grandes ni socios pequeños», pero agregó que «en Bolivia no se siente ningún cambio: siguen las políticas de conspiración», aunque —según AP— reconoció que el mandatario estadounidense llevaba recién 90 días en funciones y entendía que «es difícil cambiar algunas cosas».

Evo Morales habló de problemas que afectan a la región, fundamentalmente a los pequeños: deuda, crisis financiera, préstamos, y apuntó que este evento internacional «es un buen momento para expresar nuestras profundas diferencias sobre el capitalismo», porque «la crisis financiera no es provocada por los países en desarrollo. Viene del capitalismo».

Aunque en la primera sesión plenaria a puertas cerradas, la reunión de Puerto España, en Trinidad y Tobago, entró también en otros temas que interesan a los 34 gobiernos hemisféricos presentes: impacto de la crisis en la región, gobernabilidad, seguridad energética, asuntos de pobreza, asistencia financiera y narcotráfico.

Según EFE, la cooperación en materia energética centró la plenaria que «se desarrolla en un clima de cordialidad, lejos de los enfrentamientos y suspicacias con el anterior presidente de EE.UU., George W. Bush».

La agencia noticiosa notificó que en el borrador del documento de la reunión de Puerto España, los presidentes se comprometen «a aumentar el aporte de fuentes de energía renovables y bajas en carbono», para lograr que en el año 2050, a más tardar, se logre cubrir con ellas por lo menos el 50 por ciento de la demanda.

Sobre los biocombustibles, añade, la V Cumbre de las Américas acordará desarrollar «una estrategia para biocombustibles de una segunda generación y más avanzados, de manera que no compitan directamente con otros productos agrícolas por la tierra, el agua o los fertilizantes».

Pero, afirma AFP, el borrador del texto de la declaración final «se sigue discutiendo entre bastidores», cuando los países integrantes del ALBA (Alternativa Bolivariana para los pueblos de Nuestra América) anunciaron en su VII Cumbre Extraordinaria en Cumaná, Venezuela, que la vetarían porque el documento proyectado no recoge el injusto bloqueo de Estados Unidos contra Cuba, situación que —dice la agencia— es inédita en la historia de las Cumbres de las Américas y enturbiaría esa cita.

«Obama tiene la obligación de reparar un daño político y económico a Cuba», insistió este sábado el mandatario boliviano Evo Morales, quien reiteró que no firmará la declaración en el estado actual, insatisfacción que también fue expresada por el dignatario ecuatoriano, Rafael Correa.

«Nosotros le dijimos (a Obama) que hay necesidad de integrar a Cuba en estas cumbres. Él quedó en estudiar los planteamientos y refirió de nuevo su disposición de hablar con el gobierno cubano», explicó el presidente uruguayo Tabaré Vázquez, sobre la reunión de UNASUR, lo que fue ratificado por el canciller brasileño Celso Amorim, quien declaró a la prensa que un avance en las relaciones entre Cuba y Estados Unidos es el gesto que todos los países latinoamericanos y caribeños esperan, agregó AFP.

La cuestión cubana fue uno de los planteamientos comunes que los mandatarios de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Gayana, Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela hicieron a Obama en la reunión multilateral de este sábado, confirmó el jefe de la diplomacia brasileña citado por EFE.

Amorim explicó también que los presidentes presentaron quejas a Obama sobre el comportamiento de «la diplomacia y algunos agentes del gobierno de EE.UU.» en los asuntos internos de los países de la región, añadió Xinhua.

«Creo que estamos haciendo progresos en la cumbre», dijo Obama tras la reunión, que se desarrolló en un ambiente cordial, según relatos de jefes de Estado que participaron.

«En esta reunión hemos entendido que es una primera fase de la construcción de confianza en un cambio de la relación de Estados Unidos con América del Sur», dijo la presidenta chilena Michel Bachelet, que encabezó la reunión por parte de UNASUR como presidenta pro témpore.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.