Pastores por la paz exigen a Obama fin de la hostilidad de Estados Unidos contra Cuba

El reverendo Lucius Walker, líder de la Caravana Pastores por la Paz, se refirió al fracaso de la política agresiva con respecto a Cuba

Autor:

Juventud Rebelde

Activistas estadounidenses, miembros de la Brigada Venceremos y de la Caravana Pastores por la Paz, exigieron ayer a Washington la eliminación del bloqueo y la inmediata liberación de los cinco antiterroristas cubanos presos injustamente en EE.UU., durante una tribuna abierta de solidaridad en el Monte de las Banderas, en La Habana.

En sus palabras, el reverendo Lucius Walker, líder de la Caravana Pastores por la Paz, destacó la obra de la Revolución y su lucha por la paz. «Ustedes han dado esperanza a millones de personas, han abierto sus mentes y corazones para dar vida en respuesta a la muerte y la destrucción que siembra nuestro propio gobierno», dijo, y señaló que el camino seguido por Cuba, «justo y noble», no es el más fácil, y por eso ha tenido que enfrentarse a la hostilidad de las sucesivas administraciones de Washington.

Queremos acompañarlos, aprender cómo ser de esa manera, caminar mano a mano en la construcción de un mundo mejor, el que nos recuerda Fidel, apuntó.

El Reverendo también se refirió al fracaso de la política agresiva con respecto a Cuba: «Ustedes no están aislados. Son los Estados Unidos de América quienes están aislados».

Por su parte, Shaka Barrows, del Comité Coordinador de la Brigada Venceremos, exhortó al contingente solidario a seguir quebrando las prohibiciones de viaje y multiplicando la verdad de la Revolución una vez que regresen a su país.

«Vamos a exigir a nuestro presidente que libere inmediatamente a nuestros cinco hermanos. Será un momento para demostrar los cambios que queremos ver», precisó el líder comunitario ante sus compañeros, muchos portando pulóveres que decían «Obama and Congress: now is the time» (Obama y Congreso: ahora es el momento).

En el acto de solidaridad también estuvieron presentes Abel Prieto, ministro de Cultura; Jorge Martí Martínez, jefe del Departamento de Relaciones Internacionales del Partido Comunista de Cuba; Caridad Diego, jefa de la Oficina de Asuntos Religiosos del Comité Central del PCC, y Kenia Serrano, presidenta del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP), así como familiares de los Cinco.

Embajadores de la verdad

Un nuevo impulso a la batalla por la liberación de los cinco antiterroristas cubanos presos en EE.UU. fue el compromiso expresado por los miembros de la Brigada Venceremos y por los caravanistas de Pastores por la Paz, durante un encuentro con familiares de Gerardo, René, Antonio, Fernando y Ramón en la sede del ICAP.

Roberto González, hermano de René y miembro del equipo de la defensa de los Cinco, explicó al nutrido grupo las manipulaciones del caso y destacó la importancia que tiene romper el silencio en torno al caso desde EE.UU.

Asimismo, subrayó que a pesar de la negativa de la Corte Suprema a revisar el proceso, los abogados trabajan para mantener la defensa del caso, pero lo más importante continúa siendo la solidaridad.

«Hay que hacer algo todos los días y nosotros contamos con ustedes para ello», dijo Roberto. Adriana Pérez, esposa de Gerardo, denunció la actitud del gobierno de EE.UU., que el pasado 15 de julio le negó por décima vez la visa para visitar a su esposo. Sin embargo, exhortó a no dejar caer el ánimo, aunque la realidad demuestra que la política de la Casa Blanca hacia Cuba no ha cambiado.

«Una negativa más no puede minimizar las acciones que todos podemos hacer», destacó Adriana.

Por su parte, José Pertierra, representante legal del gobierno de Venezuela para la demanda de extradición del terrorista Luis Posada Carriles, explicó los antecedentes de este caso, que corroboran la posibilidad que tiene el presidente Barack Obama de concederles a los Cinco el perdón presidencial y darle una solución política al caso, a todas luces politizado.

«Ustedes deben ser los embajadores de la verdad», expresó Pertierra, quien también señaló que se debe llevar el mensaje a las calles estadounidenses y conquistar con la verdad a los medios de comunicación de ese país.

Nina, caravanista de Canadá, llamó sus coterráneos a realizar protestas frente a los edificios federales y las embajadas de EE.UU.: «Tenemos mucho que compartir, mucho con qué contribuir a la liberación de los Cinco, y más después de esta experiencia en Cuba».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.