Domingo de símbolos y mensajes en Copenhague

Las campanas de la catedral de Copenhague sonaron 350 veces, cifra del umbral máximo de partes por millón de CO2 en la atmósfera para cumplir el objetivo de temperatura mundial a 1,5 grados

Autor:

Prensa Latina

COPENHAGUE, diciembre, 13.- El repique de campanas de la catedral de Copenhague, un documento con millones de firmas a favor de acciones para neutralizar el cambio climático y una pequeña manifestación reprimida, matizaron el domingo en esta capital.

En paralelo, reuniones informales con medio centenar de ministros de Medio Ambiente a quienes les tocará el pesado fardo de preparar un documento que selle la Conferencia de las Partes de Naciones Unidas sobre el calentamiento global (COP15).

Cuando ya la cifra de jefes de Estado o Gobierno se fija en 120 para los dos días del segmento de máximo nivel de la COP15 el 17 y 18 de diciembre, las ONGs e integrantes de la sociedad civil no cejan en sus empeños de presionar a los políticos.

Se acaba el tiempo y también pudieran reducirse las esperanzas de salvar al planeta: si no se cede y siguen las recriminaciones mutuas, difícilmente se verán éxitos aquí, opinó Eliseo Gavilá, vicepresidente de la asociación Cubasolar.

El arzobispo y Premio Nobel sudafricano Desmond Tutu, quien tomó parte en la ceremonia religiosa oficiada hoy aquí, entregó a Yvo de Boer, el responsable de la ONU para el cambio climático, el documento con firmas exigiendo respuestas al problema.

Algo disminuidas por los helicópteros que custodian la ciudad, las campanas de la catedral de Copenhague sonaron 350 veces, cifra del umbral máximo de partes por millón de CO2 en la atmósfera para cumplir el objetivo de temperatura mundial a 1,5 grados.

Iniciativa del grupo ecologista 350.org, las campanas debieron escucharse también en otras miles de iglesias en el mundo para ofrecer un llamamiento de los religiosos a los políticos.

De otro lado, la policía danesa dispersó y detuvo a 200 personas en una manifestación organizada en el centro de la urbe por la coalición Climate Justice Action, con fuerte contenido anticapitalista.

La marcha, pequeña en relación con la del sábado, dejó en claro que las ONGs y otros grupos no tienen pensado aguardar con los brazos cruzados por el balance final de la cumbre, durante la cual los países del ALBA tendrán una gran velada el día 17.

Mañana se reanudan las sesiones en el palacio de congresos Bella Center, con la expectativa de ver si los titulares de Medio Ambiente logran dar cuerpo al borrador que circula desde ayer. El texto prevé un recorte global de las emisiones de gases de efecto invernadero entre el 50 y el 95 por ciento hasta el año 2050.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.