Indigna a iraquíes sobreseimiento de agentes de Blackwater

Un juez norteamericano dejó libres a agentes de la empresa  Blackwater acusados de haber disparado contra civiles en Bagdad el 16 de septiembre de 2007

Autor:

Juventud Rebelde

BAGDAD, enero 1ro.— El gobierno iraquí lamentó este viernes el sobreseimiento, por parte de un juez norteamericano, de agentes de la empresa  Blackwater acusados de haber disparado contra civiles en Bagdad el 16 de septiembre de 2007, y se declaró decidido a presentar otras demandas contra ellos.

«El gobierno iraquí lamenta la decisión de un juez federal de Estados Unidos de abandonar las acusaciones contra guardias de la sociedad Blackwater, responsables del asesinato de 17 ciudadanos iraquíes inocentes», afirmó el portavoz del gobierno, Ali Dabbagh, en un comunicado que difundió AFP,  en tanto otros despachos reportaron que la decisión provocó «indignación» en la sociedad iraquí.

El ejecutivo afirmó que seguirá los procedimientos de rigor para «poder enjuiciar a los responsables de la empresa mencionada y preservar los derechos de los ciudadanos iraquíes afectados y sus familias».

El portavoz agregó que la investigación llevada a cabo por las autoridades iraquíes indica, sin duda alguna, que los guardias sobreseídos son responsables de la muerte de los 17 civiles.

Por su parte, la ministra iraquí de Derechos Humanos, Wejdane Mijail, declaró a la AFP que la decisión del juez norteamericano la dejó «estupefacta» y dijo estar esperando una copia del dictamen del juez a través de la embajada norteamericana.

El jueves, el juez norteamericano Ricardo Urbina rechazó las acusaciones presentadas contra los agentes de la empresa Blackwater, al estimar que el Departamento de Justicia usó pruebas que no podía utilizar.

Blackwater es una de las tres firmas estadounidenses de seguridad que operan en Iraq en el marco de la ocupación —además de Triple Canopy y DynCorp Internacional—, y se beneficia de un convenio de dos mil millones de dólares concedido por Washington, apuntó PL.

El despacho también recordó que las autoridades iraquíes se mostraron contrariadas cuando, hace un año, se tomó la decisión de enjuiciar a los acusados en Estados Unidos, en vez de hacerlo en Bagdad.

Blackwater Worldwide tenía un contrato para la protección del personal del Departamento de Estado en Iraq, y desde el incidente cambió su nombre a Xe, remarcó Larazón.es y estimó que, ahora, la decisión del juez Urbina retorna el caso a una polémica internacional.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.