Más haitianos que estudian en Cuba auxilian a víctimas - Internacionales

Más haitianos que estudian en Cuba auxilian a víctimas

El personal médico cubano continúa atendiendo a las víctimas del terremoto, que arriban sin cesar a las intalaciones en Puerto Príncipe

Autor:

Raymundo Gómez Navia

PUERTO PRÍNCIPE.— Medio centenar de estudiantes haitianos de quinto año de la Escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM) arribaron este martes aquí procedentes de Cuba, para incorporarse al auxilio a las víctimas del terremoto.

Consigo trajeron un hospital de campaña y otros recursos materiales para su trabajo en los dispersos puntos en los que se concentran los damnificados: parques, terrenos deportivos, patios, áreas verdes y otros en esta capital y zonas aledañas.

La necesidad de las acciones quirúrgicas sobrepasa la capacidad actual del personal especializado. Los médicos amputan miembros en los heridos recién llegados, muchos necróticos por el tiempo transcurrido sin aplicar antibióticos, y continúan el tratamiento para aliviarlos.

Hay limitaciones de recursos, de medicamentos, pero se intensifica el objetivo de asegurar la sobrevivencia de cada persona atendida. En ese sentido se materializa el puente aéreo Cuba-Haití, junto a una estrategia de acciones curativas y preventivas.

Importantes son los pasos coordinados entre las representaciones cubana, venezolana y otras de países pertenecientes a la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA). Al mediodía de este martes, una fina lluvia que apenas mojó las calles de la capital aumentó el peligro de epidemia debido a la existencia de cadáveres aún insepultos.

Petionville, una zona de la capital, da muestras de un renacimiento de actividades. Los mercados informales actúan como antes del sismo y Nuit a Nuit Market, un establecimiento dentro de una gran edificación, sorpresivamente abrió sus puertas. Es uno de los pocos, sino el único de su tipo, que ha podido hacerlo. Por las calles de la localidad, antiguo privilegio para las familias pudientes, los vehículos provocan embotellamientos. Esto es el anuncio de que el suministro de combustible se ha reiniciado en los principales servicentros, con largas filas de vehículos.

Junto a esta imagen de recuperación, grupos de personas remueven escombros en los destruidos centros de venta de productos eléctricos, de comunicaciones, alimentos y otros, con el propósito de apoderarse de tales artículos. El forcejeo terrible provocado por el hambre se unió a la actuación de los grupos informales, a la caza de oportunidades del mercadeo de los productos que lleguen.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.