Estados Unidos moviliza recursos para contener derrame petrolero - Internacionales

Estados Unidos moviliza recursos para contener derrame petrolero

El gobierno movilizó recursos y personal de la Armada para que se uniera a la Guardia Costera de Louisiana, el personal de la compañía British Petroleum, pescadores de la región y hasta convictos del estado con el objetivo de evitar que el crudo toque tierra

Autor:

Juventud Rebelde

Washington, 30 abr (PL) La Casa Blanca interviene hoy de forma más agresiva para contener la mancha petrolera que se esparce desde una plataforma en el golfo de México, casi 10 días después de iniciada la catástrofe.

El gobierno movilizó recursos y personal de la Armada para que se uniera a la Guardia Costera de Louisiana, el personal de la compañía British Petroleum, pescadores de la región y hasta convictos del estado con el objetivo de evitar que el crudo toque tierra.

La administración de Barack Obama calificó el derrame la víspera como un desastre nacional, cuya repercusión nadie se atreve a calcular hasta el momento ante la imposibilidad de cerrar las brechas bajo el agua por donde sale el petróleo hacia el mar.

Especialistas de la Guardia Costera y la petrolera británica certificaron que el desastre era mayor a lo creído, al descubrir que producto de un tercer boquete, el torrente de crudo incorporado al medio ambiente era cinco veces superior a lo imaginado.

Helicópteros que sobrevuelan el territorio reportaron anoche la llegada de manchas de escaso espesor a las playas de Plaquemines, en Louisiana, y calcularon que la punta de la marea negra se aproxima a apenas 10 kilómetros.

Ecologistas temen por el futuro de unas 400 especies que habitan en la región del delta del Mississippi y los pantanos del sureste de Louisiana, entre ellos, varios tipos de aves migratorias, pelícanos, nutrias de río y visones, refiere la televisora NBC.

Ninguna de las barreras instaladas para impedir el paso del combustible, ni la quema de porciones de la mancha resultó efectiva hasta el momento, y se espera que los trabajos se dificulten aún más dentro de los pantanos.

El desastre acarreará además grandes pérdidas a la industria pesquera y turística del sur estadounidense, así como a la actividad portuaria en el Mississippi, en cuyo curso se encuentran importantes enclaves como el de Nueva Orleáns.

La British Petroleum, operadora de la plataforma accidentada el pasado 20 de abril, calcula pérdidas por miles de millones de dólares, no ya sólo en los esfuerzos de limpieza, sino también por concepto de indemnizaciones, multas y otros gastos.

Además, expertos citados por The New York Times consideran que el futuro de la compañía en el golfo de México está en riesgo, dada la poca efectividad para contener el derrame y las críticas que comienzan a cernirse sobre la exploración a mar abierto.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.