Irán afirma que sanciones aceleran su desarrollo

«La repetida adopción de resoluciones no debilitará la determinación de Irán de defender el país y proteger su dignidad en el mundo», aclaró Shahabeddin Sadr, vicepresidente del Parlamento iraní

Autor:

Juventud Rebelde

TEHERÁN, septiembre 6.— El vicepresidente del Majlis (Parlamento iraní), Shahabeddin Sadr, afirmó este lunes que las sanciones y las presiones contra su nación le proporcionan más oportunidades de progresar y defender su soberanía, reportó PL.

«La repetida adopción de resoluciones no debilitará la determinación de Irán de defender el país y proteger su dignidad en el mundo», remarcó Sadr en una conferencia ofrecida en la norteña provincia de Mazandaran.

Añadió que igual entereza mantuvo la República Islámica durante los ocho años de guerra impuesta por Iraq (1980-1988) «cuando el enemigo trató de frenar a la Revolución».

Entonces, subrayó, la determinación, fuerza de voluntad y fe de Irán durante esa beligerancia, devino un incentivo para el progreso.

El Consejo de Seguridad de la ONU impuso el 9 de junio un cuarto paquete de sanciones económicas contra Irán, a lo cual se añadieron luego medidas punitivas unilaterales de EE.UU., países de la Unión Europea y Japón para forzarlo a detener su programa nuclear pacífico.

La televisión estatal del país persa reprodujo el domingo declaraciones del primer vicepresidente iraní, Mohammad Reza Rahimi, quien aseguró que las sanciones tendrán un impacto lesivo en las potencias que las apoyan, y nunca conseguirán doblegar a Irán.

En un discurso en la ciudad noroccidental de Mashhad, Rahimi afirmó que de 150 000 a 200 000 personas quedarán sin empleo en los Estados de la UE que castigan al país persa, y que esas medidas punitivas crean oportunidades de trabajo para los iraníes.

Durante la jornada, y como parte de la creación de un clima propicio a la guerra, un informe de Naciones Unidas divulgado por la AFP señalaba que Irán, presuntamente, dispone de 22 kilos de uranio altamente enriquecido, y que «obstruía» la investigación sobre su programa atómico, al impedir la entrada de los inspectores internacionales a sus centros nucleares.

Según el documento, Irán habría producido entre el 9 de enero y el 20 de agosto de 2010, 22 kilos de UF6, o uranio enriquecido hasta 20 por ciento en su planta de Natanz.

Irán solo había procedido a enriquecimientos de uranio al cinco por ciento, apuntó el cable.

El informe expresa quejas por «las repetidas objeciones de Irán a los inspectores experimentados designados por la AIEA (Agencia Internacional de Energía Atómica) para que ingresen a los  centros iraníes que producen combustible nuclear», lo que «disminuye la capacidad de la Agencia para implementar medidas de  salvaguardia eficientes y efectivas en Irán», añade.

Por su parte, la Casa Blanca dijo que el reporte de la AIEA era «preocupante», e indicó que mostraba que Teherán seguía intentando «desarrollar armas nucleares».

El representante de Teherán ante la AIEA, Ali Asghar Soltanieh, consideró que este informe daña la  reputación de la agencia atómica de la ONU y reafirma la naturaleza no  militar del programa nuclear iraní.

«Tras siete años de inspecciones continuas, este informe subraya que no se  utilizaron ni el material ni las actividades nucleares de Irán para fines  militares y prohibidos», afirmó Soltanieh, citado por la agencia iraní Mehr.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.