No cesa el peligro por radioactividad

Afirma la Oganización Mundial de la Salud que no hay prueba de propagación internacional

Autor:

Juventud Rebelde

TOKIO, marzo 16.— La llegada de un frente frío y la nieve empeoraron aun más la tragedia de los sobrevivientes del terremoto y posterior tsunami en el nordeste de Japón, donde fuentes policiales citadas por la agencia de noticias Kyodo indicaron este miércoles, que el número oficial de muertos aumentó a 4 312 en 12 prefecturas, una cifra que aumentará irremediablemente y podría llegar a 10 000.

Sin embargo, el mayor peligro que corren ahora los japoneses se sitúa en la crisis nuclear que enfrentan debido a las serias averías en la central de Fukushima, cuyos reactores están emitiendo radiaciones perjudiciales para la salud humana, según estimaron las autoridades citadas por DPA.

El Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) confirmó que los núcleos de los reactores 1, 2 y 3 de la central están dañados; la principal fuente de radiaciones está en el reactor 4, cuya piscina de residuos ha experimentado una bajada en el nivel de agua dejando al aire las barras de combustible usado, que son altamente contaminantes, informó Reuters.

Según la agencia noticiosa NHK que cita al Ministerio de Ciencia japonés, los niveles de radiación detectados alcanzan los 0,33 milisieverts por hora (medida en que se cuantifican las dosis de radiación) en áreas aproximadamente a 20 kilómetros al noroeste de la central dañada. La exposición a 0,33 milisieverts durante tres horas resultaría el máximo considerado como seguro durante un año, precisó el despacho.

A pesar de la alarma tanto interna como externa, la Organización Mundial de la Salud (OMS) se unió al mensaje tranquilizador del Gobierno nipón y pidió a la población que mantenga la calma y no se deje llevar por rumores ni los difundan.

«La OMS quiere asegurar a los Gobiernos y a la población que no hay pruebas en este momento de ninguna importante propagación internacional desde la planta nuclear», aseguró en una nota Michael O’Leary, representante de la OMS en China. Tampoco cree que haya peligro para la salud de las personas fuera de la zona de evacuación.

Shigenobu Nagataki, ex director de la Fundación de Investigaciones sobre los Efectos de la Radiación, dijo que las emisiones a ese nivel no afectan de inmediato la salud humana; sin embargo, agregó que si se continúan observando esos niveles, las autoridades deben someter a revisión las medidas de evacuación tomadas hasta el momento, que han desplazado a más de 180 000 personas.

En tanto, Yukiya Amano, jefe del organismo supervisor nuclear de la ONU (OIEA), dijo que la situación es «muy grave», si bien no es preciso decir que las cosas están «fuera de control» en Japón.

Los altos niveles de radiación en la zona de la planta impidieron que un helicóptero volara para lanzar agua sobre el reactor número 3 —cuya cubierta fue dañada por una explosión y de donde se vio salir vapor a primera hora del miércoles— para intentar enfriar sus barras de combustible.

Los ejecutivos de la compañía operadora de la planta dijeron que pedirían al Ejército que haga un segundo intento hoy jueves.

Por otra parte, las autoridades niponas estimaron que el número de víctimas por la catástrofe natural seguirá aumentando inevitablemente, teniendo en cuenta que aún permanecen desaparecidas 8 606 personas. Incluso, en muchas zonas las fuerzas de rescate todavía no pueden actuar porque permanecen inundadas.

Expertos en salud dijeron que el pánico por las fugas radiactivas podría desplazar las prioridades de los sobrevivientes, para quienes esta preocupación superaría el dolor de las pérdidas, el frío o el acceso a agua potable.

Según DPA, miles de personas permanecían entre los escombros de sus casas mientras que en muchos lugares, en el quinto día después del terremoto, comenzaban a escasear los alimentos, informaron testigos.

Se estima que desde el fuerte terremoto del viernes y el consiguiente tsunami, unos 430 000 japoneses viven en más de 2 400 refugios. La industria de la construcción japonesa anunció que erigirá 32 000 viviendas de emergencia en los próximos días. En todo el país 1,6 millones de personas permanecen actualmente sin agua corriente.

Por otra parte, trascendió que como parte de las reacciones internacionales que está teniendo la emergencia nuclear en Japón, el Gobierno de la República Popular China decidió este miércoles bloquear sus proyectos de centrales nucleares nuevas y dispuso controles sobre todas las instalaciones activas, reportó ANSA.

Con esta decisión Beijing se sumó a otras naciones del mundo que, frente a las consecuencias y el peligro potencial de Fukushima, revisan sus respectivos programas nucleares. Alemania, Francia, Suecia y Venezuela se encuentran en ese proceso.

Fotos Relacionadas:

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.