El Papa y Calderón tratan sobre desafíos mundiales

Su Santidad Benedicto XVI recibió las Llaves de Guanajuato y León. Fue aclamado a su paso durante su segunda jornada en tierra azteca

Autor:

Juventud Rebelde

GUANAJUATO, marzo 24.— El Papa Benedicto XVI fue recibido el sábado por el presidente de México, Felipe Calderón, en la Casa del Conde Rul, una majestuosa joya de la arquitectura colonial española de Guanajuato, después que recorriera las estrechas calles de esta ciudad, donde fue aclamado por miles de personas en el segundo día de su visita a México.

La reunión de carácter privado, en la que el Presidente estuvo acompañado de su esposa Margarita Zavala, duró aproximadamente 45 minutos. Un comunicado de la Presidencia de México informó que trataron sobre los desafíos que enfrenta el mundo. Citó entre esos temas el cambio climático, la seguridad alimentaria y la lucha contra el hambre en el mundo, dijo PL.

También ambos dignatarios aludieron al deseo de avanzar hacia el desarme nuclear y la necesidad de lograr un tratado internacional sobre el comercio de armas pequeñas y ligeras, porque su proliferación favorece la acción criminal de la delincuencia organizada.

El texto añade que el secretario de Estado del Vaticano, cardenal Tarcisio Bertone, y monseñor Dominique Mambertti, encargado de las Relaciones con los Estados, se entrevistaron por su parte con los secretarios mexicanos de Gobernación, Alejandro Poiré, y de Relaciones Exteriores, Patricia Espinosa, para revisar el estado de las relaciones bilaterales y diversos asuntos de interés común de la agenda internacional.

El encuentro del presidente Calderón y el Jefe del Estado de la Ciudad del Vaticano tuvo lugar después que el Sumo Pontífice recibiera de la Alcaldía las Llaves de la ciudad de Guanajuato, tal y como había ocurrido también en la ciudad de León, distante 60 kilómetros, y en la que Su Santidad se hospeda en el Colegio Miraflores.

En ese centro escolar el Papa presidió la liturgia de la mañana, totalmente privada y que solo incluyó a contadas personas. Durante la segunda jornada en México también dedicó unos minutos a orar ante una  imagen de la Virgen de Guadalupe, patrona de los creyentes católicos mexicanos.

La ceremonia en que se le declaró huésped ilustre ocurrió en la Glorieta de la Fe, en el acceso a Guanajuato, cuando descendió del auto cerrado que lo trasladó de León a esta ciudad, para posteriormente abordar el vehículo papal en que se desplazó hasta la Casa del Conde Rul, reportó Notimex.

Durante ese recorrido las campanas repicaron al paso del Sumo Pontífice, quien saludaba a los miles de creyentes que le ovacionaban. En uno de los altos el Papa abrazó a un bebé y escuchó el tradicional Cielito Lindo, entonado por cientos de personas.

El encuentro con el mandatario Calderón se inició con retraso de casi media hora, porque fue lento el paso del vehículo papal entre la multitud. Los balcones de las casas estaban adornados por cientos de globos amarillos.

Al término del encuentro con Calderón, el Papa se reuniría con niños enfermos, provenientes de distintas localidades, quienes lo esperaban en la Plaza de la Paz, donde actuaron una orquesta y un coro.

El punto culminante de la visita a México, el segundo país con mayor número de católicos en el mundo y el primero en lengua hispana de América Latina que visita, será la misa del domingo en el Parque Bicentenario regional, bajo una estatua de Cristo de 20 metros de altura.

AFP destaca que en la lista de invitados especiales a esa misa están los cuatro candidatos presidenciales para las elecciones del 1ro. de julio.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.