Irán rechaza en ONU nuevas amenazas de Israel

Denuncia Teherán politización de asuntos técnicos normales para enrarecer la relación entre la nación persa y el OIEA

Autor:

Jorge L. Rodríguez González

NACIONES UNIDAS, mayo 26.— Irán denunció este sábado ante Naciones Unidas las nuevas amenazas de Israel de utilizar la fuerza contra la República Islámica y reiteró su rechazo a todo tipo de armas de destrucción masiva, incluidas las nucleares, cuando se propalaron nuevas acusaciones contra la nación persa.

La declaración está contenida en una carta enviada por el representante permanente de Irán en la ONU, Mohammad Khazaee, al secretario general del organismo mundial, Ban Ki-moon, y al Consejo de Seguridad.

La misiva hace referencia a recientes pronunciamientos del ministro de Defensa israelí, Ehud Barak, quien anunció eventuales ataques contra instalaciones nucleares iraníes.

Señala que esas amenazas son injustificadas e irresponsables y están basadas en presunciones erradas y falsas con respecto a las actividades de Irán en materia nuclear con fines pacíficos.

Tales expresiones son una flagrante violación de los principios esenciales de la carta de la ONU y de la ley internacional y contrarias a los esfuerzos globales para fortalecer la paz y seguridad internacional y regional, afirma la carta.

Sostiene que Irán es una nación que rechaza y se opone a todo tipo de armas de destrucción masiva, incluidas las nucleares, y ha declarado en numerosas ocasiones y foros que esos artefactos inhumanos «no tienen lugar en la doctrina de defensa del país».

También recuerda que Teherán impulsa desde 1974 la idea de convertir al Medio Oriente en una región libre de armas nucleares.

Al respecto, el embajador iraní precisa que Israel sí posee armas nucleares de manera ilegal que la convierten en la única amenaza para la paz y seguridad, además de contar con un récord sin paralelo de crímenes y atrocidades y posee armas nucleares de manera ilegal que la convierten en la única amenaza para la paz y seguridad.

Irán reitera que no tiene intenciones de iniciar ningún ataque contra otras naciones, pero no vacilará a actuar en defensa propia para responder agresiones en su contra, puntualiza el texto.

Por su parte, el representante iraní ante el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), Ali Asghar Soltanieh, criticó la «politización de asuntos técnicos normales» surgida en torno al enriquecimiento de uranio con el fin de enfrentar a Irán con la agencia nuclear de la ONU.

Según Soltanieh, la aparición de rastros de uranio enriquecido al 27 por ciento, por encima del 20 por ciento declarado por Teherán, en la instalación nuclear de Fordo, «es un tema técnico normal que están investigando los expertos», citó EFE.

El funcionario criticó a los medios occidentales que utilizan este «asunto técnico menor», que es común en las instalaciones nucleares, para perseguir «objetivos políticos» y «estropear el ambiente de cooperación constructiva entre Irán y el OIEA», que el pasado lunes, llegaron a un preacuerdo para firmar en breve un nuevo pacto que permita resolver las dudas pendientes sobre el programa nuclear de la República Islámica.

Soltanieh dijo que el enriquecimiento de uranio por parte de Irán se lleva a cabo con éxito y bajo la supervisión del OIEA, la agencia de la ONU encargada de vigilar el cumplimiento del Tratado de No Proliferación nuclear (TNP), del que Teherán es signatario.

«Irán ha producido 6 197 kilos de uranio enriquecido al 5 por ciento y 145,6 kilos al 20 por ciento bajo la supervisión del OIEA», precisó Soltanieh, al recordar que para la fabricación de bombas atómicas se precisa uranio enriquecido al 90 por ciento, que Irán no produce.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.