Paraguay conmocionado por choques entre policías y campesinos

Los violentos choques dejaron 18 personas muertas y más de 80 heridas

Autor:

Juventud Rebelde

ASUNCIÓN, junio 15.— Los violentos choques ocurridos este viernes entre policías y campesinos paraguayos impactaron fuertemente en el panorama político-social del país, conmovido por el saldo de 18 personas muertas y más de 80 heridas.

El intento policial de desalojar a familias de campesinos sin tierras que ocuparon parte de una hacienda privada en Curuguaty provocó un fuerte intercambio de disparos de armas de fuego y la participación del Ejército en apoyo de las fuerzas del Interior, reportó PL.

Los informes policiales difundidos hasta ahora señalan el saldo mencionado, pero el alto número de heridos y las escaramuzas que continuaron en la zona boscosa cercana al lugar del choque armado no permiten tomar esa cifra como definitiva.

Las televisoras difundieron imágenes de la llegada de las víctimas a los hospitales, la demanda urgente de sangre para transfusiones y también versiones de acciones punitivas de la policía con los heridos civiles, sin una confirmación oficial.

El presidente de la República, Fernando Lugo, ordenó desde temprano la presencia de efectivos militares para restablecer el orden y el ministro del Interior, Carlos Filizzola, aseguró que la situación está controlada, apuntó PL.

El dirigente de los campesinos sin tierra, José Rodríguez, planteó que lo sucedido es consecuencia de la falta de solución del problema de la tierra, aunque planteó la no culpabilidad de su organización en los ataques a la policía.

La gravedad de lo ocurrido en Curuguaty, lógicamente derivó hacia el plano político al solicitar sectores opositores al Gobierno la destitución del Ministro del Interior y una posible petición de juicio político contra el Jefe de Estado.

En ese ambiente, jefes de las bancadas del Congreso sostienen reuniones para determinar si se plantea decretar el estado de emergencia para la zona en conflicto, e incluso analizar la responsabilidad del ministro Filizzola y del presidente Lugo en estos hechos, agrega PL.

La tenencia de la tierra es un grave problema que enfrenta Paraguay, pues miles de campesinos carecen de terrenos para vivir y cultivar y se denuncian constantemente operaciones irregulares cometidas por terratenientes para apropiarse de tierras.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.