El Parlamento europeo entierra el tratado ACTA

El acuerdo firmado por 27 países de ese y otros continentes era considerado una amenaza a las libertades individuales

Autor:

Juventud Rebelde

ESTRASBURGO, Francia, julio 4.— El Parlamento Europeo rechazó definitivamente, por una inmensa mayoría, el tratado ACTA, enterrando así este acuerdo internacional que se presentó contra la piratería, pero que sus detractores consideran amenaza las libertades individuales, en particular la de millones de internautas.

En total 478 parlamentarios votaron en contra, 39 a favor y 165 se  abstuvieron, dando un revés a la Comisión Europea, que deseaba firmar este texto para defender los intereses de las empresas privadas que dicen ser víctimas de la piratería y de la falsificación.

«Acepto la decisión del Parlamento Europeo (...) La Comisión Europea seguirá trabajando para obtener asesoramiento legal del Tribunal de Justicia Europeo para confirmar si el acuerdo perjudica los derechos fundamentales de los ciudadanos europeos, entre ellos la libertad de expresión», opinó el  comisario de Comercio, Karel de Gutch, en un comunicado, según cita AFP.

El ACTA fue firmado en enero por 22 de los 27 Gobiernos de la Unión Europea, así como por Estados Unidos, Japón, Canadá, Australia, Nueva Zelanda,  Singapur, Corea del Sur, Suiza, México y Marruecos.

Esta votación se produce después de tres años de movilización de los detractores del texto: centenares de miles de personas se han manifestado contra el acuerdo y se han recabado 2,8 millones de firmas contra el ACTA, agrega la agencia noticiosa francesa.

En las últimas semanas, todas las comisiones parlamentarias consultadas se  pronunciaron en contra del acuerdo.

«La decisión de rechazar el ACTA no se tomó a la ligera, sino que fue producto de un debate intenso y transparente con la sociedad civil, organizaciones empresariales, parlamentos nacionales y muchos otros», declaró el presidente de la Eurocámara, Martin Schulz.

La eurodiputada socialista española María Badía, miembro de la comisión de  Comercio Internacional, se congratuló por el resultado de la votación, al  asegurar que «con el rechazo de ACTA hemos ganado todos»… «los instrumentos que propone no son adecuados», afirmó.

En el debate del martes, sólo una parte de los conservadores defendió el ACTA. Poco antes de la votación, pidieron sin éxito que el Parlamento esperara, antes de pronunciarse, a que el Tribunal Europeo de Justicia dictamine si el texto se ajusta al Derecho europeo.

Para su entrada en vigor, el ACTA necesita ser ratificado por al menos seis de las partes que lo han negociado, entre ellos Estados Unidos, Australia, México, Marruecos y Japón. Y en el caso de la Unión Europea, deben firmarlo y ratificarlo cada uno de los Estados miembros, por tratarse de un acuerdo que abarca competencias nacionales y comunitarias.

El relator del texto, el laborista británico David Martin, reconoció la  importancia de la lucha contra la piratería y las falsificaciones, pero se opuso al ACTA por su carácter «ambiguo» y por tanto «peligroso» para las libertades individuales.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.