Venezuela, una economía muy saludable - Internacionales

Venezuela, una economía muy saludable

Desciende la inflación en tanto se reporta un crecimiento económico de más del cinco por ciento. Más puntos para Chávez en el camino hacia los comicios de octubre

Autor:

René Tamayo León

CARACAS.— Uno de los más graves problemas estructurales de la economía venezolana: la inflación (por tres décadas entre las más altas del mundo), parece que, por fin, ha sido acorralada por el ejecutivo local y sus encargados de la macroeconomía.

En rueda de prensa, el ministro de Planificación y Finanzas, Jorge Giordani, y el presidente del Banco Central de Venezuela, Nelson Merentes, informaron que agosto cerró con una tasa inflacionaria del 1,1 por ciento; en lo que va de año el índice acumula 9,8 puntos, y la inflación anualizada (agosto 2011-agosto 2012) cerró en 18,1 por ciento.

La suba en el Índice Nacional de Precios al Consumidor aún sigue siendo muy alta. Sin embargo, ha logrado situarse por debajo del plan presupuestario para el año (20-22 por ciento), y pudiera descender aún más en el cuatrimestre que falta.

El propósito de las autoridades es, a corto plazo, reducir la variable a un dígito. Situarla por debajo del diez por ciento es la meta; pero podría llevarle entre uno o dos años.

Empero, parece posible, habida cuenta de las políticas de control de la especulación, el incremento de la producción y  en la inversión social que está aplicando el Gobierno.

Es, por demás, una estrategia antimodélica (antineoliberal) que continúa levantando más de una roncha entre los grandes «estrategas» de la economía global y sus instituciones. Contrario al axioma de reducir gastos —en especial en el área social y el sector público—, Venezuela está yendo a la contra.

Así las cosas, los grandes gurúes de la Bolsa y la economía virtual no dejan de mirar de soslayo y con desprecio a la Revolución Bolivariana, empeñada en la construcción de un paradigma económico, político, social y cultural que, de continuar por el rumbo exitoso que lleva, será un verdadero dolor de cabezas para los poderes hegemónicos —más de lo que ya lo es Chávez y su proyecto de Socialismo del siglo XXI.

Junto a la baja en la inflación, el país reporta un crecimiento económico de más del cinco por ciento y la tasa de desempleo pudiera caer a un 6-7 por ciento al cerrar el año, tres variables macro que refuerzan la percepción pública de que el país marcha por buen camino.

Es, sin dudas, un punto más para el presidente Hugo Chávez de cara a las elecciones presidenciales del 7 de octubre, para la que sigue manteniendo un amplio favoritismo.

Aunque este escenario no necesariamente es irreversible. La balanza pudiera cambiar en caso de que:

1.-Las fuerzas bolivarianas se confíen en la certeza que dan las encuestas y reduzcan su ritmo de movilización, se desentiendan de los sectores indecisos, y no eviten con energía la abstención, en primer lugar, dentro de sus propias filas; 2.-la ultraderecha local y mundial lograra generar —como lo está intentando— una crisis altamente traumática y conflictiva que haga colapsar la estabilidad nacional; 3.-las mayoritarias fuerzas populares y sus líderes no sean capaces de contrarrestar las consecuencias de un evento de esa índole.

También pudiera barajarse como cuarto punto negativo que el liderazgo revolucionario cometa un error estratégico de grandes proporciones (aunque esto es solo un ejercicio especulativo del redactor: un escenario así parece imposible por el grado de madurez política, estratégica y táctica de Chávez y las fuerzas que le acompañan. Un quinto escenario: que se produjera una recaída en la salud del mandatario, pues Chávez constituye, sin dudas, el eje aglutinador de la Revolución; al menos en los tiempos que corren y los próximos años, su presencia es imprescindible.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.