Rusia rechaza uso de la fuerza contra Siria

Estados Unidos, Francia y Reino Unido cocinan resolución de la ONU con cláusula que hace referencia a la opción militar

Autor:

Juventud Rebelde

MOSCÚ/NACIONES UNIDAS, septiembre 17.— Rusia rechazó este martes los intentos de Francia, Reino Unido y Estados Unidos de promover una resolución en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que incluya alguna referencia al uso de la fuerza, cuando los miembros permanentes de esa instancia se reunían para llegar a un acuerdo sobre el plan de inspección internacional del arsenal de armas químicas de la nación árabe.

En lugar de discutir el Capítulo VII de la Carta de la ONU, el cual permite el uso de la fuerza, la tarea principal es preparar un plan para la destrucción de las armas químicas sirias, dijo el ministro ruso de Relaciones Exteriores, Sergei Lavrov, a los reporteros después de conversar con su homólogo francés, Laurent Fabius, citó Xinhua.

Estados Unidos, con el apoyo de Francia y Reino Unido, es partidario de una resolución que invoque a ese Capítulo 7, principal punto de fricción con Rusia, que se niega a incluir en el texto una justificación para una eventual intervención militar.

La reunión de las potencias mundiales se da luego que la ONU confirmó que durante los ataque del pasado 21 de agosto en Siria fueron utilizadas armas químicas, aunque los expertos del organismo no identifican al responsable, y en los últimos días han trascendido reportes que dan cuenta de que las bandas armadas utilizaron ese tipo de armamento que les facilitaron desde el exterior.

Lavrov también aseguró que Rusia dispone de suficientes datos sobre el ataque perpetrado el 21 de agosto en Al Guta, suburbio de Damasco, como para suponer que fue una provocación, lo cual fue criticado por la portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki, pues Washington culpa a las fuerzas leales al presidente sirio, Bashar al-Assad, de haber empleado armas químicas.

El Canciller ruso también abogó por la pronta realización de una conferencia de paz en Ginebra, en la que el Gobierno sirio y representantes de la oposición negocien una salida al conflicto sin injerencia externa, pero advirtió que el único obstáculo que enfrenta el diálogo es la negativa de la opositora Coalición Nacional Siria (CNFROS), que se niega a participar en el encuentro.

El jefe de la diplomacia rusa calificó las posturas de la agrupación opositora de contraproducentes, y apuntó que ese grupo «espera que el problema (de las armas químicas) se resuelva con una intervención militar».

Precisamente, el presidente de la CNFROS, Ahmad Yarba, pidió este martes a las potencias occidentales que efectúe «una intervención firme», en un discurso en Estambul retransmitido por las televisiones árabes.

Yarba instó a que la ONU actúe en la crisis siria bajo el Capítulo VII de la Carta del organismo, que abre la vía a sanciones o incluso al uso de la fuerza, apuntó EFE.

Por su parte, el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, se pronunció por una amenaza de intervención militar creíble, la cual, dijo, permitirá el cauce de los esfuerzos diplomáticos, lo que está en sintonía con la propuesta de emprender una agresión que debilite al Gobierno sirio y lo obligue a participar en negociaciones políticas desfavorables para la nación.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.