Insiste Gobierno de Colombia en acelerar proceso de paz - Internacionales

Insiste Gobierno de Colombia en acelerar proceso de paz

En una alocución donde lanzó duras críticas a la insurgencia, Humberto de la Calle, jefe de la delegación gubernamental que participa en los diálogos de paz, reprochó a las FARC-EP traer a las conversaciones temas que, alegó, no forman parte de la agenda pactada

Autor:

Yailé Balloqui Bonzón

Celeridad en el proceso de paz y ajuste estricto a los temas de la agenda, pidió Humberto de la Calle, jefe de la delegación gubernamental que participa en los diálogos de paz en La Habana, a las FARC-EP,  a quienes también instó a «demostrar con hechos» su voluntad de paz.

Contrario a como se ha venido trabajando a lo largo de estos nueve meses de instalada la mesa de negociaciones, De la Calle adelantó, de manera inesperada este sábado, sus declaraciones de fin de ciclo, el cual termina hoy domingo.

En una alocución, cuyos conceptos y peticiones poco difieren de los que planteara al culminar el anterior período y donde lanzó duras críticas a la insurgencia, el representante del Gobierno de Juan Manuel Santos pidió a su contraparte avanzar con mayor premura en el proceso si se quiere «cumplir con las expectativas de paz que hoy tienen los colombianos».

Las partes llevan más de cuatro meses empantanados en el segundo punto de la agenda referente a la participación política, y el Gobierno ha insistido en varias ocasiones en avanzar en las discusiones, para entregarle resultados a la sociedad colombiana. Las FARC-EP,  por su parte, se concentran en la necesidad de dedicarle tiempo a una negociación que —se espera— pondrá fin a más de 50 años de conflicto armado en el país.

«El lento avance de los diálogos le resta apoyo a estas conversaciones», agregó De la Calle, al tiempo que reprochó a las FARC-EP por, desde el inicio de los diálogos hace casi 11 meses, traer a las conversaciones temas que, alegó, no forman parte de la agenda pactada.

El también ex Vicepresidente enumeró una serie de propuestas que la guerrilla ha planteado en los últimos meses desde La Habana, referentes, por ejemplo, al modelo económico o reformas estructurales  del Estado, la minería o las Fuerzas Armadas, temas específicos que —dijo— aunque el Gobierno no los descalifica, no forman parte de la agenda.

Hasta el momento, las partes lograron, en mayo pasado, un acuerdo parcial en el tema agrario que busca transformar radicalmente la precaria situación del campo, asunto considerado medular por ser el origen del conflicto armado en Colombia.

Para este domingo, cuando culmina oficialmente el decimoquinto ciclo de conversaciones, se espera que las FARC-EP ofrezcan una conferencia de prensa. Hace dos días la fuerza guerrillera anunció  su disposición a negociar una pausa por las elecciones legislativas de marzo próximo en Colombia, un receso que, agregaron, no haría mal al proceso.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.