Prolongar la guerra en Afganistán es un error, afirma The New York Times

El rotativo señala en un editorial que existen muy pocas evidencias de que la extensión de la presencia militar estadounidense, o incluso la estancia indefinida de las tropas en ese país, puedan significar la derrota de los grupos insurgentes

Autor:

Juventud Rebelde

WASHINGTON, marzo 9.— Un editorial publicado este lunes por el diario The New York Times señala que la prolongación de la presencia militar estadounidense en Afganistán más allá de lo previsto sería un error, porque dilataría el comienzo de una nueva era en ese país, informa PL.

Según el Times, no resulta sorprendente que funcionarios norteamericanos, acostumbrados a sostener guerras largas y costosas, ahora argumenten la necesidad de otorgar a esta campaña bélica un poco más de dinero y tiempo.

No obstante, el rotativo añade que existen muy pocas evidencias de que esa extensión, o incluso la estancia indefinida de las tropas en ese país, puedan significar la derrota de los grupos insurgentes y la garantía de que el Gobierno afgano funcione como debe hacerlo, añade el rotativo.

Solo durante el pasado año el ejército afgano perdió más de 17 mil soldados y empleados civiles como resultado de deserciones, muertes en combate y expulsiones, por lo que su nivel de completamiento está significativamente por debajo de lo previsto.

En este contexto, el Pentágono intenta buscar apoyo con el fin de cambiar la estrategia actual y dilatar el proceso de reducción de los casi 10 mil de sus efectivos que están en Afganistán.

Según lo previsto, a finales de este año solo deben quedar 5 500 soldados, para finalmente dejar una fuerza mínima a finales de 2016.

El secretario de Defensa, Ashton Carter, señaló recientemente que funcionarios de la administración reevalúan el plan de retirada de las tropas de suelo afgano, para lo cual sostendrán consultas con el presidente de ese país, Ashraf Ghani, cuando visite Washington a finales del presente mes.

De acuerdo con el rotativo neoyorquino, Ghani, que hasta ahora se manifiesta como un socio más dependiente de Washington que su volátil predecesor, Hamid Karzai, parece ansioso por lograr una demora en la reducción de la presencia bélica norteamericana, al igual que sus vecinos pakistaníes.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.