España: ha perdido en las urnas el bipartidismo

El 64,93 por ciento de los 35 millones de electores convocados votó no solo por alcaldes y concejales, sino por la oportunidad a nuevas formaciones políticas

Autor:

Juventud Rebelde

MADRID, mayo 25.— La prensa española destaca este lunes el fuerte revés sufrido en las recientes elecciones regionales y municipales por el gobernante Partido Popular, que podría verse desplazado del poder en varias zonas del país si fructifican los pactos entre las fuerzas de izquierda.

Pese a ser el más votado el domingo, el Partido Popular (PP) obtuvo su peor resultado en 20 años en unas elecciones en las que irrumpieron con fuerza nuevas formaciones como Podemos y Ciudadanos, comenta Reuters.

El diario El País titulaba en su portada «El desplome del PP provoca un vuelco a favor de la izquierda», sobre la foto de la candidata de la plataforma izquierdista Ahora Madrid, Manuela Carmena, que podría hacerse con la alcaldía de la capital española si pacta con el Partido Socialista.

«Las posibilidades de los populares de sostenerse en los Gobiernos de ciudades que controlaban y en la mayoría de las comunidades autónomas ya no dependen tanto de sí mismos como de la capacidad de pacto que demuestren las fuerzas de izquierda», dijo el periódico en su editorial.

Reuters cita el diario, el cual sostuvo que el resultado revela «el cambio profundo que se está produciendo en el país y que el partido del Gobierno no ha sido capaz de detectar».

Por su parte, El Mundo titulaba: Cambio político a costa del PP, donde destacaba que España «ha quedado en manos de los pactos de izquierdas» y aseguraba que «la derrota (...) es la constatación del fracaso del discurso de la estrategia y del modelo de partido impuestos por Mariano Rajoy».

La agencia AFP cita una expresión de El País en el sentido de que «sería engañoso interpretar lo sucedido como la revolución que algunos anunciaban, pero sería igualmente un error restar trascendencia al fuerte mensaje de cambio que estos resultados suponen».

Desde Madrid PL apunta que la redefinición del mapa político español está a expensas de pactos y alianzas, tras la dispersión del voto dado el retroceso de los partidos tradicionales y el avance de fuerzas emergentes.

Como en la mayor parte de municipios y regiones ningún partido obtuvo en la votación la mayoría absoluta que le permite formar Gobierno, el resultado de las urnas deberá perfilarse con acuerdos que permitan establecer autoridades locales estables.

Entre los resultados espectaculares de la votación quedó el repliegue del gobernante Partido Popular (PP), que perdió casi 2,5 millones de votos en relación con los comicios de 2011, y el ascenso impetuoso de la izquierda en grandes ciudades como Madrid y Barcelona.

Aunque el vocero electoral del PP Carlos Floriano reivindicó inmediatamente el resultado como un triunfo, por ser ese partido el  más votado, admitió que ante la aparición de Podemos y Ciudadanos se inició una era de alianzas.

El bipartidismo —a base del PP y del Partido Socialista Obrero Español (PSOE)— registró un profundo deterioro al lograr alrededor del 50 por ciento de los votos, muy por debajo del 65,3 por ciento alcanzado hace cuatro años.

Los populares ganaron los comicios municipales con el 26,92 por ciento de los votos y los socialistas fueron segundos con el 25,12, pero ambos retrocedieron en relación con las elecciones de hace cuatro años.

En tanto, el emergente Ciudadanos, de Albert Rivera, se perfiló como la tercera fuerza política, desbancando de ese puesto a Izquierda Unida (IU), al conseguir el 6,55 por ciento de los votos.

Un panorama similar se registra en las votaciones para elegir los parlamentos regionales en 13 de las 17 comunidades autónomas, donde el PP no pudo mantener la mayoría absoluta en ninguna de las diez que gobernaba, y queda a expensas de pactos.

Los resultados de los comicios locales tienen un significado adicional, por cuanto indican el viraje de la intención de voto popular a pocos meses de realizarse las elecciones generales, previstas para fines de año en una fecha aún por precisar, señala PL.

Podemos y Ciudadanos pueden tener la llave de la gobernabilidad en muchas zonas hasta ahora en manos del PP.

Por otro lado, el líder del PSOE, Pedro Sánchez, afirmó que el resultado de las elecciones es «el principio del fin de Rajoy como presidente».

Según AFP, los escándalos de corrupción y los recortes parecen haber seguido pesando más en el ánimo de los electores en un país con todavía un 23,7 por ciento de desempleo, que los mensajes de recuperación económica lanzados por los conservadores.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.