Rusia sella Foro Económico de San Petersburgo con dividendos políticos y económicos

A pesar de las sanciones de occidente contra Rusia, participaron más de 10 000 delegados en representación de 120 países, una cifra sin precedentes de huéspedes extranjeros

Autor:

Juventud Rebelde

MOSCÚ, junio 22. — Rusia salió otra vez fortalecida en lo político y económico al disipar el fantasma del aislamiento externo por las sanciones y realizar otro foro exitoso con resonancia mundial.

El Foro Económico de San Petersburgo ratificó su condición de plataforma internacional para el debate de puntos cruciales de la agenda económica y política, reportó Prensa Latina

Las acostumbradas presiones de Estados Unidos y aliados occidentales para desestimar a uno de los encuentros más calificados en los rankings internacionales por el interés y nivel de concurrencia fueron un fiasco, a juzgar por los resultados.

El propio cotidiano estadounidense The New York Times comentó que pese al disgusto de Washington, las compañías norteamericanas estuvieron notablemente representadas en San Petersburgo.

Según los organizadores, fueron suscritos 205 convenios de negocios por valor de casi 300 000 millones de rublos (unos 5 000 millones de dólares al cambio actual). El monto no incluye los acuerdos sujetos a secreto comercial.

Participaron más de 10 000 delegados en representación de 120 países, una cifra sin precedentes de huéspedes extranjeros, destacó el secretario del comité organizador, Antón Kobyakov.

A modo de comparación, indicó Kobyakov, el número de participantes en la edición anterior superó los 7 500 delegados.

Opinó que tal nivel de interés no fue apreciado en toda la historia de celebración del Foro Económico de San Petersburgo, al que se acreditaron este año cerca de 2 000 periodistas.

Tanto es así, que por primera vez el presidente Vladimir Putin concedió una rueda de prensa a unas 16 agencias internacionales de noticias.

Putin celebró asimismo encuentros con círculos empresariales del sector industrial nacional, así como con titulares de unas 200 grandes compañías extranjeras y fondos inversionistas líderes en el mundo occidental.

Los resultados del Foro desmontaron en total medida los mitos y la tesis occidental sobre un supuesto eficaz y demoledor aislamiento de Rusia de los procesos globales de desarrollo, aseveró Kobyakov.

PRESENCIA LATINOAMERICANA

La presencia latinoamericana en el Foro es un hecho notable en los últimos tiempos.

Desde la anterior edición, Rusia dedica un espacio al debate con representantes del continente acerca de las tendencias globales del desarrollo y la integración en un panel de negocios.

«América Latina: globalización y nuevos ejes económicos regionales» fue el plato fuerte este año, que congregó a representantes de Argentina, Bolivia, Cuba, Ecuador, El Salvador, Chile, Jamaica, Nicaragua y Venezuela, entre otros Estados latinoamericanos y caribeños.

En general, al foro asistieron funcionarios de alto nivel, diplomáticos y empresarios.

Durante una de sus intervenciones en el Foro, el presidente Vladimir Putin afirmó que Rusia continuaba trabajando con intensidad con los socios de Latinoamérica, en distintos formatos y dentro del Grupo Brics, integrado además por Brasil, India, China y Sudáfrica.

Aseguró estar convencido de que las relaciones económicas y comerciales en esa dirección tienen un enorme potencial, y avizoró nuevos horizontes de negocios tras la celebración de la cumbre del Brics, programada para el 9 de julio en la ciudad rusa de Ufá.

Quiero destacar, puntualizó Putin, que la cooperación activa con nuevos centros de crecimiento global no supone en ningún momento que nos sea menos importante el diálogo con nuestros socios tradicionales de Occidente, política, que según el líder ruso corresponde a intereses comunes.

Para el viceministro de Relaciones Exteriores de Nicaragua, Luis Alberto Molina, contrasta el entorno originado por las sanciones contra Rusia y el número de participantes al Foro, que se duplicó este año, lo cual habla de su importancia.

Ello tiene una lectura muy sencilla, y manifestó lo citado por Sputnik Nóvosti, y es «que el mundo está en contra de las sanciones».

Axel Kicillof, titular de Economía de Argentina, calificó de explosiva la participación latinoamericana en términos de la calidad de las ponencias y el nivel de concurrencia e interés demostrado por los empresarios.

Dijo en declaraciones a la agencia de noticias Rossiya Segodnya que la presencia corrobora el salto cualitativo que se produjo en las relaciones entre Rusia y América Latina.

Expuso Kicillof, a modo de ejemplo, que el intercambio comercial exhibe un ritmo sorprendente de crecimiento, el cual supera los nexos comerciales con otras regiones del planeta.

El vínculo estrecho con América Latina es un hecho. Cuando se contabilizan los últimos 10 años vemos un crecimiento de 1 000 por ciento (con Argentina el salto es de 500 por ciento), de manera global, argumentó.

Coordinada por el periodista ruso Serguei Briliov, la sesión de negocios contó como panelistas con el ministro de Ciencia, Tecnología, Energía y Minería de Jamaica, Phillip Paulwell; el viceministro de Desarrollo Económico de Rusia, Alexéi Lijachov; el presidente de la petrolera YPF, Miguel Matias Galuccio, además de Kicillof y otros representantes.

El panel muestra cómo las relaciones entre Rusia y nuestros países se van incrementando, resaltó a su vez, el titular nicaragüense de Hacienda y Crédito Público, Iván Acosta.

La presencia de Managua, según Acosta, tenía el objetivo de atraer inversiones para el proyecto conjunto de la construcción del canal interoceánico con la empresa china HKND Group. Puntualizó que la obra de gran logística se inserta en los esfuerzos de desarrollo que emprende la nación centroamericana y «creo que todos los países pueden participar», subrayó el funcionario.

Al ponderar las oportunidades de negocios e inversiones que facilita el Foro de San Petersburgo, Acosta recordó que su país selló con Rusia varios acuerdos, entre los que descuellan una avenencia para la compra de trigo ruso y un segundo convenio relacionado con la construcción de una planta de vacunas y sueros en Nicaragua.

Se trata de la firma de una carta de entendimiento entre la United Grain Company de Rusia y la Empresa Nicaragüense de Importaciones para la adquisición en 2016 de 120 000 toneladas de trigo.

Con igual éxito, la compañía Petróleos de Venezuela (Pdvsa) selló un acuerdo con la estatal petrolera rusa Rosneft que amplía los suministros de crudo a la nación sudamericana, como parte de una visión estratégica de relaciones a largo plazo, según refrendaron las partes.

El convenio fue rubricado por el presidente de Rosneft, Igor Sechin, y Eulogio del Pino, titular de Pdvsa, en el contexto de los  negocios sellados en el XIX Foro Económico de San Petersburgo.

Según declaró Del Pino, las inversiones de Rosneft en los proyectos de extracción en suelo venezolano podrían incrementarse a los 1 300 millones de dólares en el presente año, con una proyección de hasta un millón de barriles diarios para el próximo quinquenio.

América Latina, sin duda, contribuyó a los dividendos políticos y económicos cosechados por Rusia en los tres días que sesionó el Foro Internacional de San Petersburgo, a pesar de los maléficos augurios y las infructuosas presiones occidentales.

 

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.