Firman China y Cuba convenio de cooperación

Destaca el viceprimer ministro Wang Yang puntos en común de las relaciones bilaterales

Autor:

Nyliam Vázquez García

Un Convenio de Cooperación Económica y Técnica entre los gobiernos de la República Popular China y Cuba fue rubricado este jueves por representantes de ambos países. La firma del documento, relativo a un donativo del Gobierno chino a Cuba, estuvo presidida por el viceprimer ministro del Consejo de Estado de la República Popular China, Wang Yang, quien realiza una visita oficial a la Isla, y el vicepresidente del Consejo de Ministros de la República de Cuba, Ricardo Cabrisas Ruiz.

Según trascendió, el convenio es una expresión del interés de ambos Gobiernos por desarrollar aún más las relaciones amistosas y la cooperación económica y técnica. Ileana Núñez Mordoche, viceministra del Ministerio de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, agradeció a China el donativo y dijo que con él se financiarán proyectos de cooperación aprobados por las partes. «China es un socio comercial estratégico para Cuba», apuntó.

Previo a la firma en la que participaron también funcionarios de ambas naciones, Cabrisas recibió oficialmente al viceprimer ministro Wang Yang, con quien sostuvo un animado diálogo. El dirigente cubano destacó que esta visita se da en el año en que China y Cuba cumplen 55 de relaciones diplomáticas, el modo en que se han profundizado esos lazos de amistad y cómo ese hecho de hace más de medio siglo amplió el horizonte a China en América Latina. «Su presencia es un hito en estas relaciones», sentenció Cabrisas.

Por su parte, Wang Yan resaltó que esta es su primera visita a Cuba y que desde que avistó el territorio insular se sintió distinto. «Cuando el avión tocó tierra sentí como si ya hubiese regresado a casa», apuntó el dirigente chino, quien llegó a Cuba después de participar en el VII Diálogo Estratégico Estados Unidos-China.

«Con los estadounidenses tenemos muchas diferencias, con los cubanos tenemos muchas cosas en común», destacó durante el diálogo.

La primera actividad de Wang Yang en Cuba fue rendirle honores al Apóstol de los cubanos. Las rosas en la base del monumento a José Martí en la Plaza de la Revolución, el silencio marcial y la reverencia fueron actos de respeto para el héroe y el inicio de la agenda del visitante en La Habana.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.