Colombia más cerca de la paz

Casi tres años después de instalada la mesa de negociaciones en La Habana, que busca ponerle fin a más muertes, desapariciones y sufrimiento, un ambiente de paz se vislumbra en Colombia

Autor:

Yailé Balloqui Bonzón

Casi tres años después de instalada la mesa de negociaciones en La Habana, que busca ponerle fin a más  muertes, desapariciones y sufrimiento, un ambiente de paz se vislumbra en Colombia, aunque todavía falten acuerdos por alcanzar y no pocos obstáculos por venc

Si histórica fue la firma este lunes de un acuerdo que asegurará justicia para las víctimas —para muchos el más complejo de la agenda de cinco puntos en las conversaciones—, trascendental resultó también la presencia en la mesa, por primera vez,  del presidente Juan Manuel Santos y el máximo líder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP), Timoleón Jiménez, acompañados por el Presidente cubano, Raúl Castro, quien los recibiera previamente en sendas reuniones privadas.

La ceremonia, efectuada en horas de la tarde de este miércoles, se inició con la lectura del comunicado conjunto, por parte de los representantes de los países garantes, Rodolfo Benítez, por Cuba y Dag Nylander, por Noruega. Ese documento recoge un resumen esencial del Acuerdo de creación de una Jurisdicción Especial para la Paz.

El texto acopia los beneficios de esta iniciativa que supone un punto irreversible y de no retorno en la búsqueda del fin del conflicto y que, reafirmando a las víctimas como parte más importante del acuerdo, establece los mecanismos para la aplicación de justicia y las garantías de la no repetición.

El documento fue firmado por Iván Márquez y Humberto de la Calle, jefes de las delegaciones de las FARC-EP y del Gobierno colombiano, respectivamente, en los Diálogos de Paz. También lo hicieron los representantes de los garantes y de los países acompañantes, Venezuela y Chile.

Los textos rubricados fueron entregados por el Presidente Raúl a Santos y Jiménez, tras lo cual se escucharon las declaraciones del Presidente colombiano y del máximo dirigente de las FARC-EP, quienes coincidieron en lo positivo de lo alcanzado hasta hoy.

Santos reconoció y valoró el paso dado por la insurgencia: «Estamos en orillas diferentes, pero hoy avanzamos en la misma dirección», mientras Timoleón Jiménez convocó a los colombianos a la unidad para lograr la paz definitiva y aunar esfuerzos en aras de neutralizar el odio.

Breve, como adelantó él mismo antes de comenzar, resultó la intervención del Presidente cubano, Raúl Castro. Luego de felicitar a las partes por lo alcanzado, reafirmó que, cuando se alcance la paz en Colombia, se hará realidad el compromiso de lo acordado en La Habana en enero de 2014 por los presidentes de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) que declaró a América Latina y el Caribe como zona de paz.

Ante una gran cantidad de periodistas cubanos y extranjeros, Santos anunció que «a más tardar el 23 de marzo de 2016» se firmará la paz en Colombia.

«Haremos todo lo que esté de nuestra parte», dijo Timoleón Jiménez, y agregó que si toda la sociedad se unifica alrededor de ese objetivo común, de seguro que «antes de los seis meses estaremos dando el anuncio al país de esta buena nueva», fue a su vez la promesa del jefe guerrillero.

Resaltado por las partes fue el estimable papel de Cuba, Noruega, Chile y Venezuela. Desde la guerrilla y desde el Gobierno se agradeció por la hospitalidad y el compromiso por la paz en Colombia.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.