Media población sursudanesa padece hambre extrema

Unos 5,8 millones de sursudanes han sido afectados por la crisis alimentaria del país africano, donde existe una considerable merma de la producción agrícola

Autor:

Juventud Rebelde

JUBA, abril 5.- Conflicto civil, penurias económicas y sequía han sumido en la hambruna a casi la mitad de los habitantes de Sudán del Sur, alertaron este martes la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y el Programa Mundial de Alimentos (PMA).

Según un reporte de las dos agencias de la ONU, citado por PL, unos 5,8 millones de sursudanes han sido afectados por la crisis alimentaria del país africano, donde existe una considerable merma de la producción agrícola.

Resalta el texto que entre los grandes problemas de la nación está el déficit de cereales, que ya sobrepasa las 381 000 toneladas estimadas en 2015, como resultado del adverso panorama imperante.

Añadieron que la tasa de inseguridad alimentaria grave duplicó el valor registrado hace un año y llegó al 12 por ciento, al tiempo que el peligro de falta de comida llegó a zonas antes consideradas estables.

La representante del PMA, Joyce Luna, puntualizó que «Sudán del Sur se enfrenta a una combinación letal de conflicto, dificultades económicas y escasez de lluvias» y todo ello «obligará a padecer hambre a más personas y aumentará la malnutrición».

En tanto, el representante de la FAO en el país, Serge Tissot, recordó que tras dos años de guerra civil, las tierras sembradas ocupan menos del 4,5 por ciento del área disponible que se cultivaba en 2011, cuando la nación obtuvo su independencia.

Queda claro que para mejorar la situación alimentaria debe lograrse una solución pacífica del conflicto interno, señalaron la FAO y el PMA.

La disminución de los cultivos, el incremento de los impuestos y los costos del transporte, así como la devaluación de la moneda y la creciente inseguridad generan también un aumento en los precios de los productos agrícolas, lo cual dificulta el acceso a ellos de la población de bajos ingresos.

Al respecto, Tissot afirma que es importante desarrollar la producción agrícola en las zonas afectadas por la guerra civil para alcanzar la independencia de los mercados y de la ayuda en materia de alimentos.

La FAO trabaja con agricultores, pescadores y pastores y les proporciona equipos de emergencia para los medios de vida, semillas, aperos, asistencia de sanidad animal y formación, puntualizó.

Para la financiación de esos programas la FAO cuenta con casi 29 millones de los 45 millones que necesita, los cuales serían empleados en producir alimentos para abastecer a cerca de 3 millones de sursudaneses.

Mientras, el PMA prevé ayuda alimentaria y apoyo nutricional especializado para tres millones de personas. Para los próximos seis meses tiene un déficit de financiación de 241 millones de dólares.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.