Manifestaciones por democracia en Brasil y en apoyo a Dilma Rousseff

El Presidente en funciones de la Cámara de Diputados ha revocado la decisión de anular el proceso de impeachmente contra Dilma. Mientras, la dignataria declara su lucha y las manifestaciones populares toman las calles brasileñas

Autor:

Juventud Rebelde

BRASILIA, mayo 10.— Manifestantes han tomado hoy varias de las principales avenidas de Sao Paulo, en una jornada nacional de protestas y movilizaciones en rechazo al impeachment contra la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, que ya suma a cientos, informa Prensa Latina.

La autopista Helio Schmidt, la Avenida 23 de Mayo, y la ruta expresa Marginal Pinheiros, son algunos de los lugares donde tienen lugar los bloqueos de tránsito, puntualizó la Agencia Brasil, citada por ese medio.

En un llamado difundido aquí, los frentes Brasil Popular y Pueblo Sin Miedo convocaron para este martes a esta jornada de protestas, ante la gran complejidad del escenario político en la nación y el avance de las fuerzas golpistas. Ambas entidades instaron a promover la paralización en distintas esferas del sector productivo, así como la realización de asambleas y debates respecto a las consecuencias sobre los derechos sociales y laborales de un posible Gobierno del vicepresidente Michel Temer, al que acusan de traidor.

Su petición también abarca la paralización de las actividades en centros educacionales y llama a realizar concentraciones al final del día en todo el país para, en actos políticos-culturales, reafirmar la denuncia del golpe en curso.

Señala la convocatoria de estos grupos que más que una asonada contra el Gobierno de la presidenta Dilma Rousseff, electo por el voto popular, lo que está siendo duramente atacado son las conquistas del pueblo brasileño expresadas en la Constitución Federal de 1988, señala PL.

Los manifestantes añaden que los golpistas hoy son los grandes empresarios de las federaciones patronales y todas sus confederaciones, que evaden el pago de millonarios impuestos, junto a las empresas de comunicación controladas por un puñado de familias latifundistas.

Incluso representantes del Frente Brasil Popular, de la Central de Movimientos Populares (CMP) y del Frente Pueblo Sin Miedo confirmaron ayer la realización de las manifestaciones, aún cuando saludaron la decisión del presidente interino de la Cámara de Diputados, Waldir Maranhao, de anular la votación del proceso de impeachment.

Solamente con mucha movilización popular podremos asegurar esa decisión, manifestó entonces el coordinador general del CMP Raimundo Bonfim, quien consideró la resolución de Maranhao como un elemento que reanima a la militancia para continuar denunciando el golpe en curso contra la Presidenta.

Las declaraciones de Dilma ante la tensión

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, denunció hoy que el proceso de juicio político en su contra es un modo ilegal y usurpador de interrumpir su mandato, reportó el diario digital 180 Grados, cuando este martes se ha revocado la decisión de anular el proceso de impeachmente, por parte del presidente de la Cámara de Diputados Waldir Maranhao, informa PL.

Cuando participaba en la apertura de una nueva terminal de pasajeros en el aeropuerto de Goiania, en el estado brasileño de Goiás, la mandataria aseguró que está dispuesta a defenderse con todos los instrumentos democráticos y legales para impedir su salida de la oficina.

«Voy a luchar (...) nuestro Gobierno sin dudas está del lado correcto de la historia y el tiempo juzgará a los líderes del golpe y los promotores del juicio», afirmó la dignataria.

La votación sobre la destitución presidencial en Brasil está prevista para mañana luego de 24 horas de profunda confusión política en la nación sudamericana, detalla PL.

Se revocó la anulación del proceso

Sin explicaciones, el presidente en funciones de la Cámara de Diputados de Brasil, Waldir Maranhao, decidió revocar este martes su decisión de anular la sesión donde fue admitido el pedido de impeachment contra  Rousseff.

El comunicado fue emitido esta madrugada ante la amenaza de ser expulsado del Partido Progresista (PP) y perder el mandato, indicó el diario digital Brasil 247, citado por ese medio. Maranhao comunicó además el cambio de postura al titular del Senado Renán Calheiros, quien ayer pasó por alto su determinación y siguió adelante con el proceso.

Este lunes, el presidente interino de la Cámara baja dejó sin efecto las sesiones de los días 15, 16 y 17 de abril, cuando los diputados federales admitieron el inicio de un proceso de juicio político contra la mandataria, y solicitó a Calheiros la devolución de los documentos, añade la fuente. También, resolvió someter el asunto a una nueva votación cinco sesiones después de recibir la documentación del Senado.

El presidente de la Cámara alta, por su parte, desestimó la solicitud; calificó de absolutamente intempestiva la decisión de Maranhao y alegó que aceptar «esta diversión con la democracia sería quedar comprometido con el atraso del proceso» de destitución de la Presidenta brasileña.

El plenario del Senado Federal conoció anoche, relata PL, un resumen de apenas 15 minutos del parecer aprobado el viernes último por la comisión especial de impeachment, que en su versión original tiene 126 páginas, y al término de la sesión el propio Calheiros confirmó que la votación del relatorio se realizará el miércoles 11.

La expectativa es que por lo menos 60 de los 81 legisladores se pronuncien sobre el tema y para hacerlo dispondrán de hasta 15 minutos cada uno, por lo cual la jornada podría extenderse hasta unas diez horas, anticipó, cita PL.

El proceso de impeachment es duro, pero la construcción de la democracia posibilita avances y retrocesos, señaló Calheiros citado por la Agencia Senado.

En una audiencia pública realizada ayer en la Comisión de Derechos Humanos y Legislación Participativa de esa propia Casa, el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, reiteró que la denuncia contra Rousseff no muestra cualquier indicio de crimen de responsabilidad y, con ello, ninguna certeza.

Almagro recordó que en el sistema presidencialista existe un compromiso entre los ciudadanos y el presidente electo. Eso tiene que ser respetado y contar con la máxima seguridad jurídica para garantizar el cumplimiento de ese mandato, dijo, según la agencia.

En la sesión intervino también el presidente de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, Roberto Caldas, quien puntualizó que todo proceso de impeachment debe regirse por los principios del Estado de Derecho.

Así, diputados y senadores se convierten en jueces y son responsables de llevar adelante el más importante juzgamiento de una nación, que es el impedimento de quien llegó a su puesto por el voto directo de la ciudadanía, sostuvo.

Al asumir ese papel, subrayó, los parlamentarios tienen los mismos requisitos que los jueces: ser imparciales y escuchar a todas las partes antes de formarse una opinión. Por eso, el hecho de haber visto a diputados anunciando previamente sus votos «asustó al mundo jurídico internacional», comentó.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.