Firman en La Habana trascendental acuerdo para paz en Colombia

Tras casi cuatro años de diálogo en La Habana, el Gobierno colombiano y las FARC-EP se aproximan a la paz anhelada por ese pueblo y la región

Autor:

Enrique Milanés León

Los mandatarios Raúl Castro Ruz y Juan Manuel Santos Calderón, de Cuba y Colombia, respectivamente; Timoleón Jiménez, jefe del Estado Mayor Central de las FARC-EP, y Ban ki-Moom, secretario general de la organización de Naciones Unidas (ONU), presidieron en la Habana la ceremonia de firma de un acuerdo para el cese al fuego y de hostilidades bilateral y definitivo; la dejación de las armas y las garantías de seguridad y la lucha contra las organizaciones criminales responsables de homicidios y masacres que atentan contra defensores de derechos humanos, movimientos sociales o movimientos políticos, incluyendo las organizaciones criminales sucesoras del paramilitarismo y sus redes de apoyo, y la persecución de las conductas criminales que amenacen la implementación de los acuerdos y la construcción de la paz.

Humberto de la Calle e Iván Márquez, jefes para estas conversaciones de las delegaciones del Gobierno de Colombia y de las FARC-EP, respectivamente, firmaron los acuerdos bajo el cerrado aplauso de los asistentes. También rubricaron el documento los garantes de Cuba y Noruega y los acompañantes de Venezuela y Chile.

El presidente cubano Raúl Castro Ruz, recibió los acuerdos y los entregó tanto al presidente colombiano Juan Manuel Santos como al jefe de las FARC-EP, Timoleón Jiménez. Ambas personalidades colombianas saludaron a su vez al secretario general de la ONU y al canciller noruego.

Previamente, Rodolfo Benítez y Dag Millander, garantes de Cuba y Noruega, respectivamente, habían dado lectura alternadamente al Comunicado conjunto 76, que recoge los compromisos del Gobierno de Colombia y de las FARC-EP en esta fase trascendental rumbo a la paz definitiva.

Tras exponer minuciosamente los detalles organizativos, territoriales, legales, sociales… del acuerdo, los garantes solicitaron al secretario general de la ONU que se ponga en marcha todo el despliegue logístico de monitoreo y verificación necesario para la implementación exitosa del acuerdo.

Ante la presencia además de Børge Brende, canciller del Reino de Noruega —país que junto a Cuba es garante del proceso—, de los presidentes Michelle Bachelet y Nicolás Maduro, de Chile y Venezuela —países acompañantes—, de representantes de partidos y movimientos políticos y sociales de Colombia, de los ministros de Defensa y el Interior colombianos, de mandatarios de la región y de otras personalidades internacionales, fueron dados a conocer los detalles del nuevo acuerdo que alcanzaron ambas partes.

El anuncio de este jueves significa hasta la fecha el mayor avance en todo el proceso de paz para Colombia y acerca, como nunca antes, la posibilidad de cesar un conflicto armado que por más de 50 años ha desangrado internamente a ese país latinoamericano.

La Comunidad de Países Latinoamericanos y Caribeños (Celac) pondrá a disposición de la Misión de la ONU los observadores que se requieran para el monitoreo y la verificación de lo acordado.

 

La Mesa de conversaciones entre el Gobierno de Colombia y las FARC-EP se activó en La Habana el 19 de noviembre de 2012 y a través de un intenso proceso ha logrado acuerdos muy importantes sobre el punto 1: «política de desarrollo agrario integral», el 2: «participación política», el 4: «solución al problema de las drogas ilícitas» y el 5: «víctimas».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.