Toma de rehenes en iglesia francesa tuvo final trágico

El párroco auxiliar Jacques Hamel fue degollado con una espada por uno de los agresores, quienes penetraron en el recinto vestidos con atuendos musulmanes

Autor:

Juventud Rebelde

PARIS, julio 26.— Una toma de rehenes en una iglesia de la región de Alta Normandía, cerca de Rouen, en Francia, culminó este martes con el asesinato de un presbítero y uno de los feligreses en crítico estado de salud.

En total, cinco personas habían sido retenidas -un cura, dos monjas y dos feligreses- en la sede religiosa situada en la localidad gala de Saint-Etienne-du-Rouvray.

Según testigos, los asaltantes gritaron Alá es grande durante el ataque que aparentemente tuvo motivos terroristas, reportó Russia Today.

El secuestro tuvo lugar después de una misa católica y fue una asistente a la liturgia, que logró escapar, la que dio la voz de alarma.

Agentes del cuerpo de élite de la Brigada de Investigación e Intervención y militares lograron abatir a los atacantes al final del funesto incidente.

Medios locales indicaron que el párroco auxiliar Jacques Hamel, de 84 años, falleció luego de ser degollado con una espada por uno de los sujetos agresores, quienes penetraron en el recinto por una puerta trasera, con armas blancas y vestidos con atuendos musulmanes.

La Policía informó que otro de los rehenes, una mujer, se encuentra en estado crítico. El portavoz del Ministerio del Interior de Francia, Pierre-Henri Brande, declaró que el acto de la toma de rehenes en Saint-Etienne fue una operación planificada.

Es demasiado pronto para hablar sobre el motivo. Pero puedo decir que, evidentemente, han sido acciones agresivas y deliberadas que, sin lugar a dudas, fueron preparadas de antemano, dijo Brande.

La Sección Antiterrorista de la Fiscalía de París se ha hecho cargo de la investigación.

El ministro del Interior, Bernard Cazeneuve, y el presidente francés, François Hollande, ya están en el lugar de los hechos. Durante el viaje, Hollande llamó por teléfono al arzobispo Georges Pontier, presidente de la Conferencia Episcopal de Francia.

Trascendió que uno de los asaltantes era un joven natural de la propia Saint-Etienne-du-Rouvray, que trató de viajar a Siria en mayo de 2015, pero fue devuelto por autoridades turcas.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.