La base en la base

Estados Unidos estrena instalación militar en Israel

Autor:

Leonel Nodal

En un acto sin precedentes, Israel reveló este martes la inauguración oficial de una base militar de Estados Unidos en su territorio, hecho calificado por sus gobernantes de histórico y emocionante.

El izamiento de la bandera de las barras y las estrellas, en la nueva instalación militar que tendrá el Pentágono en la convulsa región del Oriente Medio, solo confirma –de manera oficial, pública y en ostensible demostración de poderío bélico- la subordinación del estado sionista a los intereses estratégicos en la región.

La ceremonia oficial se realizó la noche del lunes, mientras el presidente Donald Trump se reunía en New York con el premier israelí Benjamín Netanyahu, pero la prensa aplazó la difusión del acontecimiento, que para el general Tzvika Haimovitch, jefe del Comando de Defensa Aérea de Israel, demuestra la «alianza de años de antigüedad entre los Estados Unidos y el Estado de Israel».

La instalación militar estadounidense fue construida a lo largo de los últimos dos años dentro de la base aérea de Mashabim, al oeste de las ciudades de Dimona y Yerucham, en el desierto del Neguev, sur de Israel.

El general Haimovitch desvinculó la apertura de la base norteamericana con alguna situación específica, pero subrayó que la presencia permanente del aliado en suelo israelí envía un «mensaje a la región y nuestro entorno que nuestra asociación con nuestro amigo los Estados Unidos es importante».

La base dentro de una base, que incluye cuarteles, oficinas y servicios de apoyo, será dirigida por el Comando Europeo de Estados Unidos (EUCOM), precisó el diario The Times of Israel.

Haimovitch también señaló que el proceso para abrir el enclave comenzó bajo las órdenes de Barack Obama y se concluye con el presidente Trump, mostrando que la «conexión entre los ejércitos, los comandantes y las fuerzas aéreas es más fuerte que esta o aquella administración», reportó el diario Haaretz.

Por su parte, el mayor general John Gronski, subcomandante de la Guardia Nacional del Ejército de Estados Unidos en Europa, reiteró el mensaje para la región: «simboliza el fuerte vínculo que existe entre Estados Unidos e Israel».

La base se encuentra no muy lejos de una instalación de radar militar estadounidense al este de Dimona, que sigue los misiles balísticos una vez que se lanzan y reporta sus rutas de vuelo a los sistemas de defensa.

Desde finales de la década de 1970, Washington obsequia a Israel unos 3000 millones de dólares de ayuda militar, pero un reciente acuerdo elevó el monto de la asistencia a 3 800 millones de dólares anuales hasta 2028.

En la práctica, todo Israel representa un arsenal norteamericano en Medio Oriente, en manos de un ejército al servicio de sus políticas hegemónicas, que utiliza al pueblo judío como escudo humano y justificación de sus acciones contra los pueblos de la región.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.