Iglesia canoniza a Óscar Arnulfo Romero, sacerdote católico más venerado en El Salvador

Casi 40 años después de su asesinato, la ceremonia en honor de Monseñor Arnulfo Romero fue realizada en la plaza de San Pedro en Roma

Autor:

Juventud Rebelde

CIUDAD DEL VATICANO, octubre 14.- El papa Francisco declaró este domingo santo a monseñor Óscar Arnulfo Romero, quien denunciaba en El Salvador durante sus homilías, las torturas, asesinatos, desapariciones, entre otras violaciones a los derechos humanos, por parte de las fuerzas de seguridad.

Al menos 7000 salvadoreños viajaron al Vaticano para presenciar el acto de canonización de San Arnulfo Romero, según reseña Telesur. Durante la misa de canonización, el papa Francisco señaló que el santo salvadoreño dejó su integridad para dar la vida a los pobres.

El líder de la Iglesia Católica dijo que San Romero abandonó la seguridad del mundo, incluso su propia incolumidad, para entregar su vida según el Evangelio, cercano a los pobres y a su gente, con el corazón magnetizado por Jesús y sus hermanos.

San Arnulfo Romero fue asesinado en 1980, cuando oficiaba una misa. Un informe de la Comisión de la Verdad de Naciones Unidas, en 1993, responsabilizó a los escuadrones de la muerte dirigidos por el coronel Roberto D’Aubuisson.

Sin embargo, una ley de amnistía de 1993, impidió abrir cualquier proceso en su contra. Algunos militares implicados en el asesinato son: Alberto Saravia, Eduardo Ávila, Fernando Sagrera, Mario Molina, entre otros.

San Romero, beatificado en mayo de 2015, levantó su voz dentro del movimiento popular para exigir un alto a la represión y, a la vez, denunció el sistema económico que condenaba a la miseria a miles de generaciones en su país.
 
El presidente de El Salvador, Sánchez Cerén, instó a los salvadoreños a revisar la vida de monseñor Romero para cesar la violencia en la nación centroamericana. Sánchez Cerén, llamó al pueblo salvadoreño a encontrar en el pensamiento y legado de monseñor Óscar Arnulfo Romero, un camino para la paz social en la nación centroamericana.

Su canonización convoca a toda nuestra sociedad a una profunda reflexión para comprender que es urgente detener la violencia, que tanto sufrimiento provoca a muchas familias, expresó el mandatario.

El papa Francisco este domingo proclamó también santos al papa Pablo VI, y a los religiosos Francisco Spinelli, Vicente Romano, María Catalina Kasper, Nazaria Ignacia de Santa Teresa de Jesús, y al laico Nuncio Sulprizio.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.