El camino de los vencedores

Autor:

Arcilio Rainel Peláez

Los expedicionarios de la familia lectora de JR caminaron 13 kilómetros desde el Alto del Naranjo hasta el Turquino para darle un beso a Martí porque Fidel está de cumpleaños. En la Aguada de Joaquín se reagrupó a la tropa. Se aligeraron las mochilas pero no los dolores. El sendero perdió la virginidad vespertina bajo los pasos y el aliento entrecortados.

Cuando ya no te quedan fuerzas y el agua parece evaporarse de los pomos; cuando las mochilas rompen los hombros como si estuvieran hechas de piedra, piensas en el asma del Che. ¡Te quejas menos! Mientras el sudor corroe todo el entusiasmo y los descensos hincan en la rodilla los gritos de algún martirio, ves que la mariposa frágil se parece a Celia ¡y sigues adelante con el alma erizada y los pies de lágrimas!

Los kilómetros más largos del mundo están en el sendero del Turquino. Francisco, uno de los que va delante, se pregunta mil veces con qué los midieron. Un sorbo de agua, un caramelo y por fin la roca inmensa que es un faro inextinguible. Corres, ya sin fuerzas, abrazas al Martí de cumbres y cemento; y tocas al gigante.

Llega otro teclero y se queja de que el kilómetro 11 se perdió y el 12 también. La voluntad no tiene límites y merece el aplauso.

Noche en la Aguada de Joaquín. El 13 comienza el descenso y el cuerpo es un turbión de lamentos. Lili quiere hacer una fábrica de zapatos especiales, con puntas de acero, y que duelan menos los tropezones. Jorgito ensaya bajar de espaldas todas las escaleras. Liannet entona canciones que el sol termina por extinguir. En el Alto del Naranjo, hecha de retoños de Patria, la expedición de duendes enarbola su sinfonía mejor: todos aprendieron el camino de los vencedores.

La noche desborda una fogata de tertulia. Las voces con la humedad de la montaña traen las historias ganadoras del concurso que nos ha reunido. Mañana: a la ciudad Monumento, porque «de Bayamo tenemos el alma intrépida y natural».

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.