Bill Gates grita por Yahoo!! - Informática

Bill Gates grita por Yahoo!!

La posible compra por Microsoft del popular portal de búsquedas por Internet podría reforzar aún más el monopolio informático que hoy caracteriza al ciberespacio La red al día

Autor:

Amaury E. del Valle
Lo que hasta hace poco tiempo era apenas un rumor en el mundo de la tecnología, no solo es ya una realidad palpable, sino que en pocos días, a lo mejor en horas, podría confirmarse. Bill Gates, el multimillonario dueño de Microsoft, ahora quiere adueñarse de Yahoo!, uno de los buscadores más populares de Internet.

Desde hace mucho se sabía del interés que tenía el monopolio en apropiarse de uno de los sitios con mayor crecimiento en la red de redes, que comenzó, como muchas de las historias informáticas, en una casa rodante aparcada en una universidad, con dos jóvenes medio «locos» que buscaban «algo que hacer».

Fundado en enero de 1994 por dos estudiantes de postgrado de la Universidad de Stanford, Jerry Yang y David Filo, Yahoo! se constituyó como empresa el 2 de marzo de 1995 y comenzó a cotizar en bolsa el 12 de abril de 1996. Ese día el valor inicial de sus acciones abrió con 13 dólares cada una, pero al terminar el día ya era de 33. Apenas un año después, el negocio valía 849 millones, y Yang y Filo tenían una fortuna, cada uno, de 132 millones.

Desde entonces las cifras se han multiplicado y el dinero ha corrido, al punto de que el 1ro. de febrero pasado Microsoft ofreció pagar 44 600 millones por Yahoo!, y el consejo directivo de la empresa rechazó la oferta apenas diez días después, por considerar que una cifra tan baja «los demeritaba».

Apuestas al alza

Aunque muchos expertos dudan de que alguna vez la empresa creada por Yang y Filo sucumba a las apetencias de Bill Gates, otros creen que es apenas cuestión de tiempo... y de dinero, de mucho dinero.

Según reporta la agencia AP, ya Microsoft ofreció subir la apuesta y pagar hasta 31 dólares por acción a la empresa, e incluso algunos creen que podría llegar a 34, con lo cual la cifra total de compra continuaría engordando.

No obstante, Yahoo! ha hecho de las suyas, pues se apresuró a informar que tiene un plan perspectivo hasta 2010 para elevar su facturación un 41,9 por ciento, con lo cual espera doblar su flujo de caja operativo, desde 1 900 millones de dólares, hasta los 3 700 millones.

A su vez, sin dejar nada claro hasta el momento, parece estar dispuesto a escuchar «otras ofertas», tanto para ser comprado como para mantener su «independencia». Interesados en cualquiera de las dos acciones no le faltan, y el primero de ellos es precisamente su más enconado competidor: Google.

Este buscador, creado a su vez por otros dos jóvenes «genios» de la informática, podría apoyar a Yahoo! En su intento de comprar el portal de AOL Time Warner, del cual Google posee un cinco por ciento.

Así, Yahoo! y AOL se unirían contra Microsoft, en una pelea en la cual está muy interesado Google, que así le serrucha un pedazo de piso al gigante creador del Windows.

De hecho, según informó esta semana el diario norteamericano The Wall Street Journal, el presidente de Google, Eric Schmidt, se ha puesto en contacto con el consejero delegado de Yahoo!, Jerry Yang, para ofrecerle su apoyo frente a la oferta del gigante informático estadounidense.

Es lógico, en este punto, que surja la duda de por qué hay tanta algarabía con Yahoo! y su venta, y mucho más por qué Microsoft quiere tenerlo a toda costa. Pero, para entender eso, hay que hacer un poquito de historia.

Negocio de surfeo

Cuando Jerry Yang y David Filo eran estudiantes recién graduados, en una casa rodante ubicada en el predio de la Universidad de Stanford (detrás del edificio de Ciencias de la Computación, donado precisamente por Bill Gates), descubrieron que la naciente Internet tenía mucha información, pero estaba regada y por ende era muy difícil de manejar.

Así, «surfeando» por la red con el recién creado navegador Mosaic, crearon un registro de todas las páginas que visitaban, las cuales organizaron por temas como Noticias, Salud, Ciencia, Artes, Recreación, Negocios o Economía, y publicaron la colección de sitios bajo el nombre de «Vía rápida de Jerry a Mosaic» y posteriormente le llamaron «Jerry’s Guide to the World Wide Web» (Guía de Jerry de la World Wide Web).

Pronto cambiarían el nombre por Yahoo!, las siglas de «Yet Another Hierarchical Officious Oracle» (Otro Oficioso Oráculo Jerárquico), aunque Filo y Yang insisten, según David A. Kaplan, autor de varios libros de Sillicon Valley, en que el nombre proviene de la definición general de yahoo (grosero, sencillo, tosco), pues ellos consideraban a su creación así.

Lo interesante del fenómeno es que gracias a las visitas cada vez más crecientes, sin publicidad apenas, pues la fama del sitio fue creciendo entre los mismos estudiantes, pronto el portal fue tan conocido que empezó a atraer anunciantes, y decidieron convertirlo en una empresa, diseñarle una imagen y lanzar una campaña de marketing, primero en Estados Unidos y posteriormente en todo el planeta.

Así, Yahoo! tiene hoy miles de millones de usuarios, muchos de ellos habituales, y opera en unos 70 países, donde sus diseños de página son respetados y conocidos. No obstante, como se concreta ahora, siempre ha tenido sobre sí la mirada ávida de Bill Gates y por ende de Microsoft.

En su libro The Silicon Boys (Los Chicos de Silicon), David A. Kaplan afirma que los creadores de Yahoo! siempre temieron por el día en que «la bestia de Redmond (Microsoft) vendría por ellos».

Incluso Yang afirmó en una oportunidad que Microsoft podría aplastarlo «en cualquier momento». «Ellos me aterrorizan —afirmó hace algunos años en el libro de Kaplan—. Cuando Bill Gates tenga trescientos empleados yendo a Madison Avenue a vender avisos, estaremos en problemas. Pero pienso que Microsoft está concentrado en otros mercados en este momento».

Sin embargo, la situación cambió desde entonces. La vista del «gigante» ahora sí mira hacia ellos, en buena medida por su éxito, pero ante todo porque Microsoft nunca ha logrado crear un portal en Internet que tuviera tanto éxito. De hecho, MSN, su espacio virtual, jamás ha alcanzado la popularidad que han tenido buscadores como Yahoo! o Google, a pesar de todos sus esfuerzos de promoción.

Gritos de guerra

De nada le ha valido a Yahoo! haberse separado en varias ocasiones del camino para no provocar a Microsoft. Incluso ha declinado dos veces tener alianzas con empresas como Netscape, IBM, Ocracle y Sun, quienes han concertado fuerzas para que caiga el megamonopolio de Bill Gates. Pero ahora tendrá que tomar una decisión y alinearse definitivamente en uno de los bandos.

Para el consumidor final, o sea, los que navegan por Internet, aparentemente no habrá diferencias entre que Yahoo! pertenezca a una empresa u otra. Posiblemente haya hasta mejoras en los servicios de conversación en línea, mensajería instantánea o correo electrónico, así como en los buscadores de información.

Al menos sería así... aparentemente. La realidad es mucho más compleja, y tiene que ver con el poder cada vez más monopólico que se entroniza en la red de redes, donde pocas empresas, léase intereses y por ende personas, definen qué se ve, cómo se ve y hasta dónde se ve.

Y es que las guerras del siglo XXI ya no se libran solo en los campos de batalla, sino en el ciberespacio; y no son solo para dominar territorios o recursos, sino para apoderarse de las mentes y por ende tener más «consumidores». Es por eso que los intereses en pugna de uno u otro grupo se lanzan ahora con dinero a tratar de dominar el mundo virtual, esta vez gritando Yahoo! como consigna de guerra.

La red al día

UN ORDENADOR QUE SERÍA MIL VECES MÁS RÁPIDO está siendo desarrollado por la compañía Sun Microsystems, la cual anunció que a su vez sería más eficiente, pues necesitaría menos corriente eléctrica y emitiría menos calor. La clave para conseguir aumentar el rendimiento de las máquinas de esta forma es una tecnología que sustituye las conexiones entre chips por haces de luz láser, lo que posibilita que las señales eléctricas que hacen que funcione el ordenador y que normalmente viajan entre chips, puedan ir más rápido mediante el láser... UN GRUPO DE MONJES AUSTRIACOS GRABARÁN UN DISCO GRACIAS A INTERNET, después que los religiosos de la abadía de Heiligenkreuz lograron un contrato con Universal Music, para producir un CD de canto gregoriano, tras quedar impresionados los representantes de la discográfica con un video colgado en el sitio Youtube, dedicado al intercambio de estos archivos. El clip, que ofrece una visión auténtica del estilo de los monjes, también muestra imágenes espectaculares de los claustros góticos y de los monjes rezando y cantando... UN SITIO WEB QUE ESTIMULA A NIÑAS DE SEIS AÑOS A HACERSE CIRUGÍA PLÁSTICA ha sido denunciado ante la justicia por organizaciones de padres y médicos del Reino Unido, España y Francia, quienes han criticado la página web por inculcar en chicas de entre 9 y 16 años las operaciones y las dietas estrictas como medio para lograr la figura perfecta. El sitio propone un juego en el que los participantes vigilan el peso, el vestuario, la salud y la felicidad de un personaje virtual para crear «la chica más sexy, rica y famosa». Los contendientes son premiados con dólares ficticios para poder pagar operaciones quirúrgicas de modificación de pecho, cirugía estética facial, pastillas dietéticas, lencería y ropa de moda para ir a la discoteca... LOS ANILLOS DE SATURNO SE ESTÁN REDUCIENDO A GRAN VELOCIDAD, y se espera que el 4 de septiembre de 2009 hayan desaparecido totalmente, según indicaron astrónomos a diversos medios de prensa. El curioso fenómeno no es nuevo, pues cada cierto tiempo, a medida que el planeta gira alrededor del Sol, coloca sus anillos de canto a la Tierra, y como son tan delgados es difícil verlos desde un telescopio común. El hecho sucede aproximadamente cada 15 años, y es un buen momento para descubrir lunas y anillos externos tenues, e incluso para contemplar el curioso polo norte azul de Saturno, donde los cielos son azules como el de nuestro planeta.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.