El uso racional de las computadoras y equipos periféricos alarga su vida útil - Informática

El uso racional de las computadoras y equipos periféricos alarga su vida útil

Igualmente ahorra electricidad y ayuda a conservar el entorno Conexión mundial

Autor:

Amaury E. del Valle

El vertiginoso avance de las tecnologías informáticas ha provocado que las computadoras y sus periféricos hayan «invadido» casi todos los sectores de la vida cotidiana. En Cuba su uso se extiende también en el ámbito doméstico. Hace tres décadas procesábamos texto con máquinas de escribir mecánicas y electromecánicas. Hacíamos presentaciones con proyectores de una potencia de 600 W. Los proyectores modernos conocidos como «datashow», tienen apenas unos 250 W de potencia.

Las computadoras han traído múltiples beneficios, como más calidad en la enseñanza, agilidad en la gestión de información, inmediatez en las comunicaciones, mayores volúmenes de transmisión de datos, sonido e imágenes, entretenimiento, control automático de procesos y mayor capacidad para el almacenamiento y procesamiento de la información. Pero la fabricación, uso y disposición final de las computadoras y sus periféricos no están al margen de los retos ambientales y energéticos globales.

Mil millones de computadoras

Según el sitio en Internet del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente, en el mundo existen hoy alrededor de mil millones de computadoras. El Science Portal cita un pronóstico hecho por Forrester Research, donde se dice que esta cifra podría duplicarse en 2015. Según la misma fuente, para esa fecha Brasil, Rusia, India y China tendrán unos 775 millones de computadoras.

Varias organizaciones estadounidenses estiman en 300 millones, como mínimo, las computadoras obsoletas en ese país. Cada año unas 20 millones más terminan su vida útil, pero solo alrededor del 15 por ciento son recicladas. No es difícil imaginar el impacto ambiental y el desperdicio de energía y recursos naturales que esto significa.

Según el Worldwatch Institute en el Estado del Mundo del año 2000, fabricar una computadora de mesa con monitor de tubo de rayos catódicos (CRT por sus siglas en inglés), produce más del doble de su masa en residuos, de los cuales la tercera parte son tóxicos. Un monitor del tipo CRT tiene entre cuatro y ocho libras de plomo, además de otros contaminantes. El microprocesador, componente fundamental de la computadora, es la parte cuya fabricación requiere más energía y compuestos químicos.

El consumo eléctrico de las computadoras y sus periféricos, así como de la climatización asociada, provoca la emisión de contaminantes si la electricidad es producida con combustibles fósiles.

Opciones de administración

Se estima que en el año 2005 todas las computadoras del mundo utilizaron 120 mil millones de kilowatt-hora de electricidad, cifra que se podría duplicar en el 2010.

Casi la mitad de la energía que una computadora toma de la red eléctrica, se transforma en energía térmica y no llega a los componentes. Esto acentúa el uso de la climatización e incrementa el costo de operación asociado al equipamiento informático.

Los monitores de pantalla plana basados en la tecnología de cristal líquido son más ligeros, menos voluminosos y consumen casi la mitad de la energía eléctrica. Las computadoras portátiles, conocidas también como laptops, consumen hasta cuatro veces menos electricidad que las computadoras de escritorio.

El uso de las opciones de administración de energía de las computadoras, reduce el consumo de electricidad y prolonga la vida útil de estas. Sin embargo, muchos usuarios las desconocen o no las activan. Cuando estas opciones se habilitan, un simple toque del ratón, el teclado o el botón de encendido, hace despertar la máquina en segundos sin ocasionarle problemas técnicos.

Predefinir un brillo de la pantalla que sea confortable, cerrar todos los programas que estén corriendo en segundo plano, desconectar los dispositivos USB que no se estén utilizando, y no tener ningún CD o DVD sin utilizar en el lector, son medidas simples que ayudan a hacer más eficiente el uso de las computadoras.

Lograr eficiencia energética en el uso de las computadoras empieza desde la adquisición de sus componentes, en el caso de las computadoras de escritorio, y de modelos eficientes en el caso de las portátiles. Las fuentes de alimentación de las computadoras de escritorio que tienen corrección activa del factor de potencia, son mucho más eficientes que aquellas que no lo poseen.

Concepciones erróneas

Existen concepciones erróneas respecto a las computadoras y las funciones de ahorro de energía. Una de estas es que encender y apagar las computadoras frecuentemente para ahorrar energía, puede dañar el disco duro. Los fabricantes aseguran que las computadoras modernas no sufren daños por ser apagadas y encendidas frecuentemente. Los discos duros pueden durar más al ser sometidos a menos estrés térmico y menos rotaciones.

Se dice también que el encendido de la computadora demanda tanta energía, que no vale la pena apagarla para ahorrar, pues se ahorra muy poco o nada. Falso. El consumo energético en el arranque equivale a unos pocos segundos del consumo eléctrico de la computadora en condiciones de operación normal. De modo que si el usuario va a ausentarse por un tiempo, vale la pena utilizar las funciones de ahorro de energía o apagar totalmente la máquina.

Uno de los mitos más difundidos es que los programas «refrescadores» de pantalla ahorran energía. Esto no es cierto. Dichos programas mantienen a la computadora en activo, e impiden que se ejecuten las funciones de ahorro y que la máquina pase a un estado de bajo consumo energético.

Otro de los mitos es que apagar las fuentes de respaldo, conocidas como backup, puede dañarlas y que es conveniente dejarlas encendidas para que se carguen durante la noche. Los backup se cargan durante la operación de la computadora y a menos que haya habido una interrupción eléctrica, al finalizar la jornada de trabajo el backup posee suficiente energía eléctrica almacenada. No está probado que encenderlos y apagarlos les cause algún daño. Aun apagados, los backup siguen utilizando energía eléctrica si se les deja conectados. Es una «carga fantasma». Un valor típico de la potencia de una de estas fuentes de respaldo apagada y conectada a la red puede ser del orden de los cuatro W. Es un valor pequeño, pero si se tienen en cuenta las horas que están funcionando en ese estado la totalidad de estos aparatos en el país, se comprende la utilidad de apagarlos y desconectarlos. Usar una regleta eléctrica puede ser muy útil para desconectar totalmente varios equipos al mismo tiempo.

En Cuba

El uso de computadoras en Cuba está creciendo. Según la Oficina Nacional de Estadísticas de la Isla existían al cierre de 2007, 509 mil computadoras, el doble de las que había en 2002. A ese ritmo, en 2012 podría haber un millón de computadoras en el país.

La energía eléctrica que una computadora toma de la red en cada momento, varía según las operaciones que esté realizando. La potencia en operación de una computadora de escritorio es de unos 150 W (incluye Unidad Central de Procesos, monitor, backup, teclado, ratón y bocinas). La de una portátil está alrededor de 35 W. Estos datos no son absolutos, pues dependen del modelo y otros factores. A partir de consideraciones y cálculos del autor, en Cuba las computadoras utilizaron en 2007 unos 155 GWh (gigawatt-hora), valor muy cercano a la generación bruta de la provincia de Las Tunas en 2008 y al uno por ciento de la generación neta del país en 2007. No se tiene en cuenta el gasto de los equipos periféricos (impresoras, discos externos, y otros), ni en climatización, lo que incrementaría considerablemente el consumo de electricidad asociado a las computadoras.

Para usar eficientemente las computadoras, el Ministerio de la Informática y las Comunicaciones establece que se debe activar el ahorro de energía en los monitores y los discos duros, así como aplicar la opción de inactividad de las computadoras. Para el monitor y el disco duro se recomiendan tiempos de entre cinco y diez minutos, y de entre 15 y 30 minutos para la inactividad total de la computadora. La hibernación es otra opción que debe habilitarse, recomendándose un mínimo de dos horas para su activación.

Usar las computadoras y sus periféricos responsable y eficientemente alarga su vida útil, ahorra electricidad y contribuye a cuidar el medio ambiente. Es una manera de poner en práctica la educación energética de respeto ambiental.

* El autor es especialista de CUBAENERGÍA y miembro de CUBASOLAR.

Conexión mundial

UN EDIFICIO QUE TIENE 20 AÑOS, mide 15 240 metros cuadrados, y cuenta con 1 200 plantas que purifican el aire para sus 300 ocupantes, está considerado por el Gobierno de la India como el edificio más saludable de Nueva Delhi. Las tres plantas en cuestión son la palmera areca (Chrysalidocarpus lutescens), la lengua de suegra (Sansevieria trifasciata) y la planta del dinero (Epipremnum aureum). La lengua de suegra, por ejemplo, convierte dióxido de carbono en oxígeno durante la noche. La planta del dinero, en cambio, es óptima para la eliminación de formaldehído y otros compuestos orgánicos volátiles. Según www.sitioecologico.com, gracias al uso de estas plantas que refrescan y purifican el aire, en el citado edificio se ahorró más del 15 por ciento de su factura eléctrica, al no tener que usar el aire acondicionado tradicional para aportar ese aire fresco que tan necesario puede resultar en un país como la India. SANYO RECARGA BICICLETAS ELÉCTRICAS EN SU PRIMER PARQUEO SOLAR, el cual cuenta con placas fotovoltaicas en el techo y un sistema de baterías de litio que permiten recargar las bicicletas eléctricas estacionadas en el mismo. Este es el primer prototipo y puede verse en una oficina gubernamental en la ciudad japonesa de Tokushima. El sitio ecología blog.com agrega que además de ofrecer energía ciento por ciento limpia, este sistema posee la ventaja de que puede ser construido prácticamente en cualquier lugar, brindando una fuente de alimentación independiente, gracias a las baterías de litio que acumulan la energía de las celdas solares. Estas baterías también consiguen cargarse en días nublados o por la noche. Sanyo lo ha diseñado pensando en empresas e instituciones como universidades, hospitales y otras que pueden ofrecer a sus trabajadores o estudiantes la posibilidad de tomar prestadas las bicicletas.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.