Cuidar la salud del futuro

Desde el pasado jueves sesiona en el capitalino Hospital Materno de 10 de Octubre el XXVIII Curso y Taller Nacional de Ginecología Infanto-Juvenil y Salud Reproductiva de las Adolescentes

Autor:

Mileyda Menéndez Dávila

Vivir para los demás no es solo

la ley del deber, es también

la ley de la felicidad.

Auguste Comte

Una vida sexual iniciada prematuramente y por las razones equivocadas suele llevar a callejones indeseados, cuyas consecuencias ya se reflejan en los indicadores de salud para menores de 18 años: crecen el número de partos, los abortos y regulaciones menstruales, las ITS, las complicaciones cervicouterinas, las intervenciones quirúrgicas por causas evitables, la violencia de género…

Tales preocupaciones animan el XXVIII Curso y Taller Nacional de Ginecología Infanto-Juvenil y Salud Reproductiva de las Adolescentes, que desde el pasado jueves sesiona en el capitalino Hospital Materno de 10 de Octubre.

El evento concluirá esta tarde con un reconocimiento a los doctores Blanca Rosa Manzano, Jorge Peláez y Evelio Cabezas, quienes durante décadas han contribuido al desarrollo de la especialidad desde la clínica, la docencia y el liderazgo en la Sociedad Cubana de Obstetricia y Ginecología.

Fuera de tiempo

Aunque la tasa global de fecundidad se mantiene muy baja desde hace al menos dos décadas, las adolescentes son el grupo etario que más se embaraza hoy, casi siempre sin planificarlo y sin experimentar el goce real del erotismo, lo cual pone en riesgo su salud y además compromete la natalidad del país en un futuro próximo.

Esa preocupación resultó denominador común de muchas intervenciones en las dos primeras jornadas del taller, dedicadas a evaluar cuánto ha hecho la sociedad cubana para ofrecer vías más seguras al disfrute de la sexualidad, y qué acciones quedan pendientes en áreas tan complejas como la anticoncepción, el maltrato infantil, la asistencia diferenciada durante la interrupción del embarazo y el acompañamiento profesional a las que deciden continuarlo.

El rol de la familia ante los derechos sexuales y reproductivos de sus menores fue uno de los asuntos más debatidos. ¿Pueden un padre, una madre o abuelos cuidadores controlar cada paso de sus adolescentes para evitar errores que enredarían sus vida de modo permanente? ¿Hasta dónde llegan sus obligaciones morales y con qué respaldo legal cuentan? ¿Cómo buscar ayuda para ejercerlas? ¿Son divulgadas suficientemente? ¿Constituyen la intolerancia o el paternalismo remedios efectivos contra la incomunicación que a veces se genera desde ellos?

También se polemizó sobre los mecanismos para estudiar, prevenir y detectar un mayor número de casos de abuso sexual, a fin de dar curso legal a estos hechos y tratar de inmediato las secuelas físicas y psicológicas en las víctimas, según insistió la doctora Milagros García.

La sostenibilidad de las consultas de ginecología infanto-juvenil a lo largo del país y la urgencia de actualizar al personal de salud para hacer más efectivo el diseño de atención integral a niñas y adolescentes ante los retos socioeconómicos del sector, fue el tema presentado por los doctores Evelio Cabezas y Jorge Peláez, presidente y vicepresidente de la citada sociedad científica.

El doctor Miguel Sosa disertó sobre una de las aristas más agudas de esta problemática, que es el acceso a métodos anticonceptivos adecuados para combinar con el condón, ya sean hormonales o dispositivos intrauterinos.

Al respecto quedó claro que no existe una opción ideal para usuarias de edades tempranas. Cada adolescente tiene derecho a recibir información detallada sobre los métodos  disponibles y a elegir el que prefiera. Sus familiares y  especialistas a cargo del caso pueden incentivarla, pero el éxito depende de que interiorice ese compromiso a partir de entender los riesgos reales y beneficios que representa esta medida para su salud.

Desde la pantalla

Por primera vez el evento convocó a un panel con periodistas que abordan el tema desde la radio, la televisión y la prensa plana para debatir sobre su responsabilidad en las campañas de educación sexual y las consecuencias de ensalzar en los medios de comunicación —tanto oficiales como alternativos— paradigmas y estilos de vida inadecuados que la juventud trata de asumir de manera acrítica.

La nueva generación es más audiovisual que lectora, pero asimila materiales educativos que le atraigan por su ritmo y claridad de contenido. Esa avidez de aprender y llevar a la práctica ciertas novedades debe ser aprovechada por los medios para construir puentes informativos en el hogar, la escuela y la comunidad.

La conferencia del Doctor Manuel Calviño recalcó el privilegio de los medios de emplear a fondo la tecnología para fomentar valores positivos y prevenir actitudes que atentan contra la riqueza espiritual que debe primar en esas edades.

Hoy se presentará una conferencia sobre Neoplasias Intracervicales (NIC) y un panel de expertos sobre los avances de la cirugía mínimamente invasiva en ginecología pediátrica y de adolescentes, temas que abordaremos en próximas páginas por la alta incidencia en el país y su impacto en la fertilidad femenina.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.