Cuando disminuye el deseo sexual

Autor:

Mariela Rodríguez Méndez

D.B.: Llevo siete años con mi pareja. Hemos tenido situaciones graves como infidelidades y faltas de respeto cuando discutimos. No debí menospreciarme y aguantar tales atropellos, pero estaba enamorada. No sé cómo he logrado seguir viviendo junto a una persona a la cual le voy acumulando rencores. Tenemos una niña pequeña. La quise para centrarme en ella y olvidar lo infeliz que era. Pero ahora he perdido el deseo sexual. A veces pasa la semana y no me doy ni cuenta de que no he tenido deseos. ¿Tendré algún problema o simplemente será que ya no siento que el hombre con el que comparto mi vida es tan deseado por mí?

Tal vez se está realizando ese deseo de centrarse en su hija, hacerla pareja en la vida al punto de olvidar la infelicidad que implicaba desear tanto al esposo. Esta es la manera que ha encontrado de distanciarse de ese hombre, junto al cual se ha mantenido por estar enamorada. Al nacer, los hijos se convierten en la principal fuente de satisfacción para la madre, quien también se agota con la realización de las tareas necesarias para cuidarlos. Ello explica que en los primeros tiempos el deseo sexual disminuya. Pero, por otra parte, cabe advertir que este centrarse en la hija, como antes en el esposo, parecen ser un mismo modo de involucrarse con los otros hasta renunciar a desear algo más. Se queda así fijada y a merced de la otra persona. Ahora es su hija pequeña, pero ella crecerá y se irá de su centro.

Por eso, es importante detenerse a reflexionar sobre su manera de relacionarse con otros y consigo misma, sobre este «menospreciar» su ser y «aguantar» atropellos, sobre rencores e insatisfacciones acumulados. Se abren preguntas con el fin de precisar mejor cómo se relacionan sus situaciones graves y el deseo, cuál es su problema, cómo lo mantiene, cuáles serían otras alternativas. No dude en consultar a un especialista.

Mariela Rodríguez Méndez. Máster en Psicología Clínica y psicoanalista.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.