¿La única familia racista en el siglo XXI?

Autor:

Mariela Rodríguez Méndez

Y. L.: Vivo en la única familia racista en el siglo XXI. Hasta ahora mi pareja y yo hemos podido enfrentar todas las cosas feas que nos hacen por la diferencia racial; pero vivir con mi papá se ha vuelto una guerra constante. No existe un tema que no termine en una pelea a muerte con la frase «Esta es mi casa y al que no le guste sabe dónde está la puerta». La verdad es que yo estudio y es tanto el ambiente de estrés que trato de estar el menor tiempo posible ahí y me he visto estudiando en el parque, en casa de amigos, de mi novio, etc. Me gustaría que me den una estrategia para manejar esta situación familiar.

Ya han podido enfrentar muchas cosas feas, lo cual representa estrategias de manejo familiar. Solo últimamente la convivencia con tu padre se convirtió en una guerra. ¿Qué fue lo que cambió? ¿Qué representan ustedes para él cuando se queda sin otro recurso que señalar la puerta? ¿De qué manera podrías estar alimentando el fuego?

Todos se implican de un modo u otro en la agresividad; esta no existe sin el consentimiento de los diferentes miembros. En estas guerras los implicados segregan a partir de algún rasgo, para crear una imaginaria sensación de unidad, control y superioridad con «sus iguales» en detrimento de quienes difieren. Juntos pero separados del resto, buscando ser únicos, bellos y felices; constitución de identidades que también atrapan y quitan libertades. Y junto a la segregación, el odio por lo diferente convertido en blanco de faltas ajenas o satisfacciones envidiables. Mecanismos psicológicos en los que se fundamentan guerras, maltratos y soledades.

Existen otros modos de arreglárselas con lo estresante. Esa es la estrategia que cada persona, familia, grupo y la sociedad podrá crear en función de su singularidad, sin fórmulas universales.

Mariela Rodríguez Méndez, máster en Psicología Clínica y psicoanalista

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.