¿Lo dejo por ser casado?

Nunca antes había tenido una relación con un hombre casado y me siento mal por lo que estoy haciendo

Autor:

Mariela Rodríguez Méndez

Y. F.: Estoy con un hombre casado que tiene dos hijos y lleva 14 años con su mujer. Creo que estoy perdidamente enamorada. No sé qué hacer. Es la primera vez que me pasa esto. Nunca antes había tenido una relación con un hombre casado y me siento mal por lo que estoy haciendo. Él dice que me quiere, pero recién me enteré de que tiene otra amante con la que lleva tiempo y conmigo solo lleva dos meses. Antes de hacernos novios éramos amigos. Quiero dejarlo, pero siento que si lo hago me muero. Él tiene 45 años y yo 19. A veces pienso que solo soy un juego para él, pero aun así no dejo de pensar en lo feliz que me siento a su lado. Por favor, necesito saber cómo salir de esta situación. Yo sola no puedo, necesito un consejo.

Hoy te sientes feliz a su lado y no quieres renunciar a esa felicidad, a pesar de los costos que ello implique. Mientras no quieras salir en verdad de esa situación, continuarás conformándote con sus «decires» y «placeres». Estar enamorada implica ilusión extrema.

Es muy probable que seas una más entre sus mujeres y que él no pretenda una relación comprometida contigo. Es posible que a pesar de tus reclamos, él logre mantener su posición regalándote palabras y detalles ilusorios. Existe la posibilidad de que te inventes una buena manera de lidiar con esta nueva situación, al fantasear cierta posición de privilegio o exclusividad.

Las situaciones triangulares son antiguas y más comunes de lo que generalmente suponemos. Permiten cierto alivio de las dificultades propias de la vida amorosa. Implican cierta transgresión satisfactoria, aunque conlleven displacer y disgustos.

Para salir de esta situación será preciso que acontezca algo más que este «sentirte mal» y pensar que «eres un juego» donde participas con felicidad, a tal punto que crees morir si te separas.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.